30 de abril de 2008
30.04.2008

El gasóleo de automoción supera los 1,20 euros el litro en las estaciones de servicio de Pontevedra

30.04.2008 | 10:34

Ante la crisis del petróleo, Bush pide mayor explotación y prospección de bolsas en Estados Unidos

El precio del gasóleo sigue imparable y las estaciones de servicio de la provincia de Pontevedra continúan marcando los precios más altos de España. En la mayoría de los surtidores, el gasóleo normal de automoción rebasaba ayer los 1,20 euros por litro. Una gasolinera de Salvaterra do Miño alcanzaba el precio máximo de 1,212 euros, aunque en la mayoría de las estaciones el precio se situaba en los 1,207 euros.

Los surtidores más económicos para llenar el depósito de gasóil se encuentran en Lalín donde el precio por litro es de 1,195 euros. En Vigo, el combustible más barato de este tipo se localiza en la gasolinera del hipermercado Alcampo en la Avenida de Madrid, con un precio de 1,182 euros el litro; mientras en Pontevedra ciudad, el precio más económico está en el surtidor situado en la calle El Marco, en la que el litro del gasóil se vende a 1,182.

Mientras, la gasolina normal de 95 octanos también ha superado en Pontevedra la barrera del 1,20 euros, fijándose en algunos puntos de venta en el 1,201, aunque en la mayoría de las estaciones de la provincia el precio se sitúa en los 1,191 euros por litro.

Esta subida de precios de los carburantes significará que los conductores tendrán que pagar para llenar el depósito en este puente del Primero de Mayo 12 euros más que hace un año.

Según los datos del Boletín Petrolero de la UE, en los últimos doce meses el precio medio del litro de gasóleo, el carburante más demandado en España, ha pasado de 94,6 céntimos de euro del 30 de abril del año pasado a 1,169 euros de pasado 21 de abril, lo que supone un incremento del 23,5%.

Repostar hoy un depósito medio de 55 litros cuesta 64,3 euros, frente a los 52,03 euros del año pasado.

La subida del precio del petróleo, que ha llegado a superar los 116 dólares por barril, ha motivado un aumento de los precios de venta al público de los carburantes, incremento más acusado en el caso del gasóleo de automoción, que desde mediados de marzo está por encima de la gasolina.

A pesar de que el encarecimiento de la gasolina sin plomo ha sido menor, en el último año este carburante acumula una subida del 7,5%.

Si utilizamos como referencia un depósito de 55 litros, llenar el tanque de un coche de gasolina cuesta actualmente 62,8 euros, frente a los 58,4 euros de antes del puente de mayo de 2007.

En este periodo, el crudo de variedad Brent, el de referencia en Europa, ha pasado de costar 67,65 dólares por barril a los 114,51 dólares de hoy, un 69 por ciento más.

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que durante el puente se produzcan en las carreteras unos 6,6 millones de desplazamientos de largo recorrido, unos días festivos que tendrán especial incidencia en la Comunidad de Madrid, donde el viernes es también festivo.

Ante la subida de precios, el presidente de EE UU, George W. Bush, propuso ayer aumentar la prospección y explotación de petróleo y gas natural en territorio de su país para hacer frente al alza de los precios de la energía, y pidió al Congreso leyes en este sentido.

En una rueda de prensa en la Rosaleda de la Casa Blanca, Bush se quejó de que no se haya construido una refinería nueva en suelo estadounidense en los últimos 30 años. "Debemos dar una señal a los mercados de que estamos dispuestos a explorar en nuestro territorio, y de que vamos a construir nuevas refinerías", dijo Bush, quien reconoció la "ansiedad" que sufren los ciudadanos por los altos precios de los combustibles.

En los últimos días, los precios del crudo tipo Texas han alcanzado récords en torno a los 120 dólares el barril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine