18 de abril de 2008
18.04.2008
Durante febrero

La tasa de morosidad sube por primera vez al 1% y se sitúa en niveles de hace cinco años

18.04.2008 | 20:53

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito a particulares y empresas en España se vio incrementada el pasado mes de febrero hasta el 1,056%.

Con ello supera por primera vez la temida barrera del 1% encadenando ocho meses consecutivos de subidas con lo que se sitúa en niveles que no alcanzaba desde hace más de cinco años, cuando en noviembre de 2002 marcó el 1,145%, según datos del Banco de España. Los hogares que tienen problemas para hacer frente a sus compromisos de pago prefieren cumplir con la hipoteca y devolver los recibos de la nevera, el coche o el último viaje que se realizó.

Siempre se ha dicho que la gente, cuando está en apuros, deja de pagar cualquier cosa menos la casa. Los números así lo demuestran. En los últimos dos años, la morosidad (el porcentaje de activos dudosos sobre el total del crédito) de los créditos al consumo ha crecido dos veces más rápidamente que la relacionada con la vivienda.

Según datos del Banco de España, la morosidad del crédito concedido por las entidades financieras para la adquisición y rehabilitación de vivienda ha pasado del 0,40% del primer trimestre de 2006 hasta el 0,73% del cierre del pasado año, con un aumento de 33 puntos básicos.

En el mismo periodo, la morosidad del crédito para la adquisición de bienes de consumo duradero y de bienes y servicios corrientes ha repuntado 71 puntos básicos, hasta el 2,52%. Los bienes y servicios corrientes incluyen viajes, préstamos para las compras de valores y de terrenos rústicos.

El aumento de la morosidad en febrero supone un incremento de 0,085 puntos respecto a la tasa registrada el mes anterior, cuando se situó en el 0,965%, y contrasta con el nivel de febrero del año pasado, cuando el indicador estaba en el 0,697%. Desde enero de 2007, la tasa sólo ha registrado descensos en dos ocasiones, en marzo (0,686%) y junio (0,697%) del año pasado.

En concreto, del volumen total de préstamos acumulados hasta febrero, que superaba los 1,72 billones de euros, 18.180 millones de euros eran dudosos, lo que supone un incremento de 1.656 millones de euros respecto a enero. Asimismo, en los últimos doce meses, el saldo acumulado del crédito dudoso aumentó en 7.817 millones de euros.

Estos datos excluyen los préstamos concedidos por los establecimientos financieros de crédito (EFC), que son entidades que pueden conceder créditos pero no captan depósitos y tienen una morosidad muy alta, que en febrero fue del 3,257%.

BANCOS, LA TASA MÁS BAJA.

Los bancos volvieron a ser las entidades con menor morosidad en su cartera de préstamos, ya que la tasa se situó en el 0,918% frente al 0,857% que registraron en enero. Estas entidades, cuyo saldo crediticio se situó en 774.889 millones, vieron aumentar el importe dudoso en el segundo mes del año, ya que alcanzó los 7.119 millones de euros, frente a los 6.604 millones de enero.

Las cajas de ahorros, que aglutinan el 50,11% del volumen total de préstamos acumulados hasta febrero, registraron una morosidad del 1,154% en febrero, por encima de la tasa registrada el mes anterior, cuando se colocó en el 1,03%. El importe de dudosos aumentó en un mes en 1.089 millones, hasta 9.745 millones de euros, frente al importe total de créditos concedidos por estas entidades, que alcanzó los 843.863 millones de euros.

La morosidad de las cajas superó por primera vez en enero el 1% y en febrero vuelve a ser superior que la media registrada por el sector. Además, la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) adelantó esta semana que la tasa se duplicó en el primer trimestre del año y cerró marzo en el 1,122%, frente al 0,68% que registraba doce meses antes.

Por su parte, las cooperativas de crédito volvieron a ser las entidades con mayores niveles de morosidad, que se situó en el 1,222% del total de préstamos que concedieron (91.300 millones), frente al 1,06% registrado en enero.

LA MOROSIDAD SUMA Y SIGUE

Los bancos que han presentado hasta la fecha sus resultados correspondientes al primer trimestre de 2008 revelaron que han registrado un incremento de la tasa de morosidad durante el año pasado. En concreto, Banesto contaba con una tasa de morosidad del 0,59%, frente al 0,42% que registró al cierre de marzo de 2007. Por su parte, la tasa de morosidad de Bankinter se situó a 31 de marzo en el 0,46% del riesgo computable del banco, frente al 0,27% registrado un año atrás.

Caja Madrid, por su parte, casi duplicó la morosidad, ya que se situó al cierre del primer trimestre en el 1,36%, frente al 0,70% registrado un año atrás.

Con todo, las entidades del sector continúan lanzando mensajes de tranquilidad. En su opinión el repunte de la morosidad estaba previsto, porque el crédito creció a un ritmo importante en los últimos años y, como advirtió repetidamente el Banco de España, siempre suele haber un desfase temporal entre el aumento del crédito y la aparición de la morosidad. Ahora, con el cambio de ciclo económico y el 'pinchazo' del ladrillo en España, están repuntando con fuerza los impagos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine