17 de abril de 2008
17.04.2008
Aún quedan ajustes "dolorosos"

El BCE dice que lo peor de la crisis podría haber quedado atrás

17.04.2008 | 18:55

El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Axel Weber, dejó abierta hoy una puerta a la esperanza de los mercados al afirmar que lo peor de la crisis podría haber quedado atrás, aunque advirtió de que el proceso de ajuste aún no ha terminado y seguirá siendo "doloroso".

"Los datos recientes respaldan la idea de que los procesos de ajuste en los mercados financieros globales están lejos de terminar y que continuarán siendo dolorosos. Sin embargo, también muestran algunos signos positivos que indican que lo peor podría haber quedado atrás", afirmó.

En el transcurso de una conferencia pronunciada en la Cámara de Comercio británica en Fráncfort (Alemania), el 'halcón' del BCE reiteró que la mejor contribución que el Eurosistema puede aportar al crecimiento sostenible es garantizar la estabilidad de precios a medio y largo plazo.

En este sentido, el banquero alemán subrayó que un banco central no puede reaccionar adecuadamente a los efectos temporales de 'primera ronda' derivados del encarecimiento del petróleo, de los alimentos y de los impuestos indirectos.

"No debería ni intentarlo (...) Un banco central que reaccione mecánicamente a los efectos de 'primera ronda' probablemente haría más mal que bien", dijo.

Por otro lado, Weber calificó como "preocupante" el nivel de inflación en la eurozona registrado en marzo, que alcanzó el 3,6%, su mayor lectura en toda la historia de la eurozona, y anticipó que los precios del petróleo y de los alimentos probablemente mantendrán la tasa de inflación del bloque a niveles elevados durante más tiempo del previsto inicialmente.

LAS SUBIDAS SALARIALES PREOCUPAN AL BCE.

Asimismo, el miembro del Consejo del BCE mostró su preocupación por los resultados de las recientes negociaciones salariales en la zona euro que, en su opinión, "no contribuyen a contener las presiones inflacionistas, sino que, por el contrario, en una coyuntura de elevadas y persistentes presiones de precios de la energía y de los alimentos, han incrementado el riesgo de un prolongado periodo de intolerablemente alta inflación".

Las declaraciones de Weber llegan apenas un día después de que los trabajadores alemanes del sector químico pactaran una subida salarial del 4,4% en 2008 y de un 3,3% adicional en 2009, lo que afectará a alrededor de 550.000 trabajadores de la industria química alemana, uno de los principales sectores de exportación de la economía del país.

Asimismo, los más de dos millones de trabajadores del sector público alemán lograron recientemente una mejora salarial ligeramente por encima del 5% para 2008, el mayor incremento de sus retribuciones en 16 años, mientras que los trabajadores postales de Alemania piden un incremento salarial del 7% para los 130.000 empleados de Deutsche Post, y los representantes sindicales de los periodistas germanos reivindican una subida salarial del 7,5% en la próxima revisión de su convenio.

LA EUROZONA CRECERÁ ALREDEDOR DEL 1,7% DE MEDIA EN 2008.

Por otro lado, el banquero alemán destacó que las perspectivas de crecimiento de la economía de la eurozona incorporan un elemento de mayor cautela, pero se mantienen robustas, puesto que las recientes proyecciones de los expertos del BCE estiman un crecimiento de entre el 1,3% y el 2,1% en 2008, lo que daría una media del 1,7%, mientras que en 2009 se espera un crecimiento medio de entre el 1,3% y el 2,3%, con una media del 1,8%.

Por otra parte, Weber apuntó que es improbable que Europa se aísle de la evolución de la economía de EEUU, pero subrayó que la ralentización de la mayor economía del planeta tendrá un menor impacto en el Viejo Continente de lo que hubiera tenido en el pasado

Respecto a la principal economía de la eurozona, el presidente del Bundesbank señaló que la economía alemana crecerá alrededor de un 0,75% en el primer trimestre del año y reiteró que en el conjunto del año crecerá prácticamente en línea con su potencial, por lo que no juzgó necesario revisar las previsiones de diciembre.

Weber destacó que el sentimiento empresarial en Alemania no se ha deteriorado demasiado, a la vez que el mercado laboral mantiene un buen tono, tras registrar la menor cifra de desempleados de los últimos 15 años, pero reconoció que el gasto de los consumidores alemanes se mantiene a un nivel "mediocre" y, aunque en el futuro se podría beneficiar de la mejora del empleo, por otro lado existe un riesgo elevado de que resulte sensible a los elevados niveles de inflación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine