14 de abril de 2008
14.04.2008

Solbes anuncia una inyección de 10.000 millones de euros para afrontar la crisis

14.04.2008 | 10:17
Pedro Solbes, en la reunión celebrada ayer en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

El Gobierno aprobará el viernes un paquete de medidas entre las que estará la rebaja de 400 euros en el IRPF - Las familias pobres podrán ampliar la hipoteca sin coste.

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, anunció ayer la que será una de las primeras decisiones del Consejo de Ministros en la nueva legislatura. Y es que, según explicó, el próximo viernes se aprobará un paquete de medidas económicas que supondrá una inyección de 10.000 millones de euros, con el fin de estimular la economía. Entre las medidas se incluye la rebaja de 400 euros en el IRPF. Además, se fomentarán los avales para la compra de viviendas y se facilitará la financiación de las pymes.

El Gobierno comienza la nueva etapa dando un "empujoncito" a la economía del país. Para ello, Solbes propondrá al Gobierno una inyección de 10.000 millones de euros, de los que 6.000 millones corresponderán a rebajas fiscales para los contribuyentes, como la devolución de 400 euros que se hará efectiva en las nóminas de julio, y que había anunciado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Los otros 4.000 millones restantes corresponderán a medidas para facilitar la financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes), así como avales para que los bancos faciliten la compra de viviendas de protección oficial (VPO), según explicó el Ministerio de Economía mediante un comunicado.

El vicepresidente en funciones, que mañana renovará su cargo, explicó en rueda de prensa en Washington, donde acudió al encuentro de primavera del FMI y el Banco Mundial, que el Gobierno podrá aplicar este plan de medidas para estimular la economía gracias al "margen de maniobra" del que dispone como consecuencia de su superávit público. En este sentido, Solbes destacó que España es uno de los pocos países que pueden llevar a cabo esta política, recomendada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), para hacer frente a la crisis internacional.

Desacuerdo

Sin embargo, también reconoció que la nuestra economía sufrirá una desaceleración como consecuencia de la crisis mundial, pero, al mismo tiempo, destacó que no comparte el pronóstico del FMI sobre su intensidad. En concreto, Solbes aseguró que el crecimiento de España este año no será tan bajo como el 1,8% augurado por el FMI, que el miércoles recortó sus previsiones de crecimiento para España en seis décimas para 2008 y en ocho décimas para 2009. La estimación que actualmente baraja el Gobierno, del 3,1%, y además, el Fondo pronostica más problemas para la economía al prever que la inflación media se disparará hasta el 4% en 2008, para posteriormente moderarse al 3% en 2009.

El vicepresidente detalló una serie elementos para mostrar un mayor optimismo. Así, resaltó la solvencia del sistema financiero español, reconocida por los diferentes organismos internacionales, con una entidades que mantienen bajas tasas de morosidad. Además, hizo hincapié en la flexibilidad del mercado de trabajo español, que le permitirá afrontar los efectos de la desaceleración económica.

Solbes consideró que los pronósticos del FMI son "excesivamente pesimistas" para el conjunto de los países europeos y lo achacó a la forma en que este organismo realiza sus previsiones: primero las calcula para Estados Unidos y después traslada la desaceleración a Europa.

El PP critica que esa "gran cifra" no tiene un origen claro

El nuevo portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, aseguró que el paquete fiscal de 10.000 millones anunciado por Solbes sólo es una "gran cifra" que no se sabe de dónde va a salir. En declaraciones a Europa Press, Montoro criticó que el Gobierno siga empecinado en "negar la realidad" de la desaceleración económica. "No se puede estar en la Asamblea del FMI, que está vaticinando un crecimiento en España por debajo del 2%, y seguir empecinado en que vamos a crecer por encima del 3%. No es un buen sistema", afirmó el ex ministro de Hacienda con el Gobierno del PP. En su opinión, con este tipo de anuncios el Gobierno no va a conseguir "reflotar la economía", y señaló que lo primero que tendría que hacer Solbes es reconocer "la realidad de la situación". "Lo que no se puede hacer es negar una realidad y acto seguido anunciar una gran cifra, que no sabemos de donde viene. Así no se crean las condiciones para que la economía se recupere en términos de confianza", añadió Montoro. El diputado del PP insistió en que no estaba claro de dónde iba a sacar el Gobierno los 10.000 millones de euros anunciados por Solbes y cómo iba a financiar la rebaja de 400 euros en el IRPF. En este sentido, indicó que si la intención del Ejecutivo era adelantar la devolución del IVA no se podía considerar bajada de impuestos, ya que era simplemente un cambio en el tiempo de la devolución. "Está sumando cosas heterogéneas para dar una gran cifra", insistió. En cualquier caso Montoro quiso esperar a que el Gobierno detalle el conjunto de medidas económicas, una vez que comience a trabajar, y después de que en el debate de investidura las explicaciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fueran "claramente insuficientes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine