06 de abril de 2008
06.04.2008
Salón Inmobiliario de Madrid

Rebajas y facilidades de pago en el SIMA de las oportunidades

06.04.2008 | 16:12

El Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) abrirá este martes sus puertas con una oferta nacional más reducida, pero con mayores oportunidades para unos potenciales clientes que llevan meses retrasando su decisión de compra a la espera de conseguir precios más bajos y mejores condiciones de financiación.

Eso es precisamente lo que van a encontrar los visitantes de esta edición de la feria, en la que los empresarios han recurrido a la imaginación para dar salida a su "stock" de vivienda con importantes rebajas y facilidades de pago.

Hay inmobiliarias que ofrecerán descuentos directos, como la constructora castellonense Lubasa que presentará en el SIMA alrededor de cien viviendas con una rebaja del 20 por ciento, al tiempo que ofrecerá financiación para la diferencia entre el precio del inmueble y la hipoteca concedida por el banco.

Otras no harán descuentos directos, pero devolverán parte del importe del piso, como el grupo cordobés Prasa, que a lo largo de un año pagará al comprador el 3 por ciento del valor de compraventa.

En el caso de Zapata, promotora de la zona sureste de Madrid, la rebaja puede llegar hasta el 13,5 por ciento, ya que para una de sus promociones da la posibilidad de alquilar con opción a compra, descontando del precio final todo lo pagado en concepto de alquiler (950 euros más IVA) siempre que la vivienda sea adquirida antes de tres años.

Esta fórmula también la pondrá en práctica Urbas-Guadahermosa, que además repartirá cheques de 2.000 euros por cada hijo menor de un año que tenga la familia compradora y pagará 30 euros por cada mes de antigüedad de la cuenta de ahorro-vivienda del comprador.

Hay empresas que estrenarán marca, como Afirma (compañía resultante de la fusión de Astroc con Rayet Promoción y Landscape), que en el SIMA pondrá en práctica su nueva política comercial con medidas como la devolución del 20 por ciento de la cantidad aportada como entrada o la compensación económica por la caída del valor de tasación de la vivienda en los cinco años posteriores a la compra.

En total, los visitantes se encontrarán con una oferta nacional de 116.399 viviendas (la mayoría localizadas en Madrid), 40.000 menos que en la pasada edición, descenso que se nota sobre todo en la segunda residencia turística.

Frente a la caída de la oferta española, este año aumentan las promociones internacionales, con cerca de 43.000 inmuebles, de los que 21.000 están en Latinoamérica y casi 14.000 en la Europa del Este.

Pero al margen de la mercadotecnia inmobiliaria, el SIMA también es un foro en el que durante cinco días los profesionales y expertos le toman la temperatura al sector.

Mucho ha llovido desde la pasada edición (mayo de 2007), en la que la palabra crisis no estaba en boca de nadie, si bien todos asumían que, tras una década de crecimiento desorbitado, comenzaba un periodo de ajuste y normalización que sería más llevadero para las empresas diversificadas y eficientes.

Ya entonces los expertos hablaron de la necesidad de buscar nuevas fórmulas de financiación, al margen de los créditos bancarios, pero nadie se imaginaba el estrangulamiento que iba a suponer la crisis de liquidez que llegó por sorpresa un par de meses después.

Este año el análisis pasará por el tiempo de duración de la crisis y los efectos que tendrá sobre el sector, y entre los ponentes del ciclo de conferencias que comienza el lunes se verán más representantes de la banca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine