El Ministerio de Pesca no permitirá "bajo ningún concepto" que la nueva política de descartes que propone la UE suponga el pago de infracciones o que la flota gallega tenga que dedicarse a otras actividades distintas. Así lo aseguró ayer el secretario general de Pesca Marítima, Juan Carlos Martín Fragueiro, durante el transcurso de un coloquio en el Club Financiero de Vigo. Fragueiro explicó además que desde su departamento se están buscando soluciones para que las empresas gallegas no se vean afectadas por la ley que está ultimando Argentina y que obligará a los barcos entre elegir entre faenar en sus aguas o en el caladero de las islas Malvinas.

Fragueiro aseguró que existe un "debate abierto" respecto a la futura norma sobre los descartes y que el Ministerio "trabajará duramente para revertir" la propuesta del comisario europeo de Pesca, Joe Borg. Además, apuntó que dicha comunicación del comisario "tendrá que pasar aún por muchos grupos de trabajo".

El secretario general de Pesca Marítima explicó que, en las pesquerías mixtas, "es difícil que el aparejo pueda discriminar entre especies", y recordó que, además del reglamento vigente para TACs y cuotas, existe un marco de estabilidad relativa que fue aceptado cuando España ingresó en la Unión Europea.

Respecto a la negociación con el Gobierno argentino, aseguró que su departamento está trabajando ya con las autoridades argentinas para conocer "los problemas de afectación" en las dos o tres empresas gallegas afectadas y comentó que el Gobierno central respeta el nuevo marco jurídico que está elaborando Argentina.

No obstante, el número dos del Ministerio de Pesca defendió los "derechos" de las empresas pesqueras gallegas que operan en Argentina porque, recordó, "han generado empleo" y son "fuente de aprovisionamiento" para ese país latinoamericano.

Reveló además que esta misma semana el Ministerio invitó a Vigo a la presidenta de la Comisión de Pesca del Senado argentino y que se están manteniendo reuniones con empresarios buscando una "fórmula" para salvaguardar los intereses de esas empresas españolas. "Esperamos que el marco que se establezca", explicó, "cuente con un período suficiente de adaptación".

Pesca de arrastre

Por otra parte, el secretario general de Pesca Marítima argumentó que España es contraria a prohibir la pesca de arrastre sin una argumentación científica adecuada. Fragueiro también aprovechó su presencia en la tribuna del Club Financiero para resaltar el compromiso de la Administración pesquera española con la explotación sostenible y la conservación de los recursos pesqueros y en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no regulada.

Por último, defendió la cooperación en materia pesquera con los países en vías de desarrollo a través de las Sociedades Mixtas y las Empresas Pesqueras Conjuntas.