Un único país fue responsable en 2006 de más del 80% del capital extranjero que entró en Galicia: Estados Unidos. Con 74,5 de los 92 millones de euros que recibió la comunidad en total -la mayoría de las operaciones fueron llevadas a cabo por fondos de inversión-, la primera potencia mundial se sitúa muy por encima de otros países que aportaron capital como Austria (8 millones), Portugal (3,1), México (2,05) o Luxemburgo (1,22). También Estados Unidos es uno de los países preferidos por las empresas gallegas para invertir. En concreto, el tercero, con 109,14 millones de euros. Italia ostenta, no obstante, el primer puesto del ranking, con 180,3 millones, seguida de Francia, con 109 millones; Alemania, con 94,7 y el Reino Unido, con 49,9 millones. A nivel nacional, los principales inversores en 2006 fueron Países Bajos (311,4% del total), Luxemburgo (23,3%), Reino Unido (12,8%), Estados Unidos (5,2%) y Portugal (5,1%). Y como destinos de la inversión española: el Reino Unido (un 56,2% del total), Estados Unidos (10,5%) y Francia (8,5%).