Noviembre es el mes fijado en el calendario para el inicio de la producción -start of production- de los modelos que sustituirán en el mercado a las furgonetas Berlingo (Citroën) y Partner (Peugeot), y que se fabricarán en Vigo. Se trata del denominado proyecto B-9, desvelado por FARO hace ya más de un año, y que verá la luz a partir de 2008.

En la actualidad, ambos modelos perfilan su montaje en el bunker que posee la factoría viguesa del Grupo PSA, aunque en breve comenzarán las pruebas en pista, según informaron fuentes del sector. La multinacional gala también prevé iniciar la producción del sustituto de la berlina C-5 en sus fábricas de Francia el próximo mes de septiembre.

Los vehículos comerciales -furgonetas, en su mayoría- han sido uno de los puntos fuertes de la planta viguesa desde sus comienzos.

Hace poco más de un año, el centro jubilaba el modelo híbrido Citroën C-15 -se construía a partir de la estructura de un Visa-, cuya producción se inició en la década de los ochenta y que contribuyó a levantar a la factoría en una de sus peores épocas.

Con el Berlingo y el Partner, la planta viguesa volvió a convertirse en referencia en la fabricación de vehículos comerciales, contribuyendo además a que Citroën sea actualmente la marca líder en España en este segmento.