La eléctrica italiana Enel ha pedido a su equipo jurídico que estudie si el acuerdo alcanzado entre la eléctrica alemana E.ON y Caja Madrid, que supone la cesión de los derechos económicos del 10% de la caja, vulnera la vigente ley de OPA´s y anteriores pronunciamientos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, se declaró ayer preocupado por la "judicialización" y el "alargamiento" de las ofertas públicas de adquisición (OPA´s) sobre Endesa porque "no es bueno para las empresas ni para la vida financiera".

Solbes destacó que los pactos alcanzados entre Enel y Acciona y entre E.ON y Caja Madrid suponen "la invención de nuevas alternativas por parte de una y otra parte" que no encajan en lo que sería una "OPA de carril" y que no están contempladas en la legislación, y por ello consideró normal que las empresas competidoras por Endesa "consideren que las actuaciones de los otros no encajan totalmente con lo que está previsto en la norma".

La eléctrica italiana ha dado orden a sus abogados para que analicen si el acuerdo suscrito entre E.ON y Caja Madrid infringe la actual normativa sobre OPA´s y las disposiciones de la CNMV. Asi, entiende que el acuerdo entre el grupo alemán y la caja supone una acción concertada, por lo que habrá que determinar si requiere el posicionamiento de los organismos reguladores y de los tribunales.

La compañía que dirige Fulvio Conti ha adoptado esta decisión después de que el consejo de administración de la caja de ahorros madrileña haya hecho público que ha suscrito un acuerdo para salvar la oferta del grupo alemán y garantizar la gobernabilidad de Endesa.

En virtud de dicho acuerdo, la caja que preside Miguel Blesa no acudirá a a la OPA del grupo germano, pero a través de un "equity swap" sobre su participación del 9,9% de Endesa le cede a E.ON los derechos económicos de la misma durante un plazo de dos años mientras conserva los derechos políticos para tener voto en los órganos de gobierno de la sociedad y en las juntas.

Además, se asegura la venta a E.ON de su paquete accionarial después de la OPA a 40 euros por acción, el mismo precio al que el grupo que preside Wulf Bernotat ha situado el precio definitivo de su OPA.

Acciona, compañero de Enel en la puja por Endesa, defendió el acuerdo entre ambas empresas al considerarlo "perfectamente legal". El director general de

desarrollo Corporativo y adjunto a la presidencia de Acciona, Juan Muro Lara, rechazó cualquier intención previa de la constructora para que entrase la eléctrica italiana en liza.