Adolfo Domínguez, S.A. ha obtenido en el ejercicio de 2006 un beneficio neto de 28,4 millones de euros, con un incremento de 8,3 millones, lo que representa un crecimiento del 41,41% respecto del año anterior. La cuenta de resultados mejoró en todas sus líneas: ventas, márgenes y gastos.

La dirección de la firma acordó proponer a la Junta General de Accionistas el nombramiento de José María Castellano Ríos como nuevo Consejero Independiente de la Sociedad.

El total de ingresos incrementaron el 19,22%, que proviene del aumento del 19,38% en ventas y del 14,16% de otros ingresos.En este apartado la cifra más significativa es la representada por los royaltyes obtenidos por cesión de marca que subieron el 21%.

La compañía explica que sigue aplicando criterios de contención de gastos, si bien los costes en personal aumentaron un 25,07% por el aumento de la plantilla en las tiendas abiertas y que fue de 297 trabajadores en 2006.

Otro de los aspectos que destaca la compañía es la buena situación financiera de la empresa en la que los recursos propios representan el 76,30% del activo y el resultado neto sobre los fondos propios, medios, pasó del 22,6% en 2005 al 26,3% en 2006.

Por otra parte, el Consejo de Administración de Adolfo Domínguez ha informado a la CNMV de que acordó proponer a la Junta General de Accionistas que se reparta un dividendo con cargo a los beneficios de 2006 de 0,80 euros por acción, que supone un incremento del 33 % sobre el año pasado. Esta propuesta significa la distribución como dividendos del 25,5% del beneficio neto consolidado. La Junta se celebrará el 12 de junio.