En el momento en que el BBVA vendió la finca a la SAL Santa Clara se reservó el derecho de retracto de los terrenos, que se mantiene en la actualidad. Tras la subasta de hoy el banco cuenta con un mes para hacer valer este derecho por lo que se podría hacer de nuevo con la propiedad de los terrenos pagando la cantidad por la que se adjudique en subasta.

La SAL había sido creada por 190 trabajadores (afiliados a CC OO, UGT y USO) con la pretensión de mantener el proyecto industrial en Vanosa manteniendo la actividad de vidrio, que era importante aún en la etapa final y a pesar de los avatares por los que pasó el importante grupo de empresas.

La nueva empresa llegó a iniciar su actividad hace ahora 5 años con una plantilla de 69 trabajadores, pero los gestores se vieron obligados a cerrar, tras el auto del Juzgado de lo Social número 2 de Vigo, que declaró le existencia de sucesión empresarial y, por lo tanto, a hacerse responsable de las deudas de Vanosa cuando pertenecía a GEA. lo que hacía inviable el proyecto.

En el caso de que la SAL no hubiera adquirido la propiedad de los terrenos de Vanosa al BBVA, no se hubiera llegado a la subasta de la finca, como ocurre ahora, y en condiciones que preocupa a los trabajadores porque la sale a la baja y perjudica a los acreedores.