Con la automoción y el textil como motores de las ventas un año más, Galicia vivió en 2006 uno de los mejores ejercicios para su negocio exterior. Las exportaciones desde la comunidad crecieron un histórico 18%, el mayor incremento de los últimos seis años, hasta alcanzar los 14.324,1 millones de euros. Las claves de este crecimiento récord están en la buena marcha de la actividad de los grandes gigantes de la exportación -Citroën e Inditex como estandartes de referencia-. Pero también por la entrada de las empresas gallegas en nuevos mercados o el refuerzo en otros países, como Estados Unidos, con los que las relaciones comerciales hasta ahora no eran tan fuertes.

Aunque gracias a la buena racha de las exportaciones mejora la mejora la balanza comercial gallega, las importaciones, como viene ocurriendo desde 2003, siguen estando muy por encima. La entrada de productos de otros países el pasado año superó los 15.200 millones de euros, con lo que el déficit comercial se sitúa en 892 millones de euros, según los últimos datos recogidos por Aduanas.

Pontevedra se mantiene a la cabeza las provincias gallegas más exportadoras, con la mitad de todas las ventas a otros países, por valor de 7.416,4 millones de euros. Ligeramente inferiores las de las empresas ubicadas en A Coruña, con 5.970 millones de euros. Entre las dos copan el mercado exterior gallego. La exportación desde Ourense y Lugo alcanzó sólo los 542,5 y los 395 millones de euros, respectivamente.