Magda Salarich, máxima responsable de la firma automovilística Citroën en Europa, ha sido distinguida con la Cruz de Oro de la Agrupación Española de Fomento Europeo (AEFE), informó ayer la compañía.

Esta organización sin ánimo de lucro nació en 1990 bajo la inspiración de la Carta de París con objetivos como el de fomentar el intercambio entre los países europeos, así como promover la idea de "europeísmo universalista".

La Junta de Reconocimientos y Recompensas de AEFE ha otorgado esta condecoración a Salarich "como público homenaje por su trabajo, labor y trayectoria en pro de la unión de los pueblos y las personas".

Magda Salarich, que tiene bajo su responsabilidad 27 países europeos, ha sido distinguida en un momento en que Citroën es líder del mercado español (incluyendo turismos y vehículos comerciales), en el conjunto del año.