El gasto total en alimentación medio de cada gallego fue de 1.349,1 euros durante 2006 y el consumo per cápita fue de 624,9 kilos y año. En el conjunto de España el éste gastó se incrementó el pasado año un 5,3% hasta 81.916 millones de euros y el consumo per cápita alcanzó 880 kilos, según se desprende de los datos del estudio "La Alimentación en España 2006" presentado ayer por el Ministerio de Agricultura. La ministra, Elena Espinosa, destacó durante la presentación que, del total del gasto alimentario, el 72,5% corresponde al gasto en el hogar, con 59.360 millones de euros, el 5,7% más que el año pasado. Por otro lado, en hostelería, restauración e instituciones el gasto total creció el 4,3% hasta los 22.556 millones de euros y representa ya el 27,5% del total del gasto alimentario. El consumo total de alimentos en 2006 apenas sufrió un incremento del 0,7% hasta 38,37 millones de kilos, siendo el consumo fuera del hogar el que experimentó la mayor subida con un 1,5% frente al 0,4% del consumo en el hogar.

Espinosa valoró estos datos que muestran que el mercado español es un "mercado maduro" característico de las economías desarrolladas y recomendó a productores, industriales y distribuidores que hagan un esfuerzo en innovación para ofrecer nuevos productos que satisfagan las nuevas demandas del consumidor y que apuesten por la calidad y la valorización de las producciones. La titular de Agricultura señaló que el estudio apunta a que el grado de confianza del consumidor en los alimentos ha crecido hasta una puntuación de 6,9 puntos sobre diez, que cada vez está más informado y es sensible a las innovaciones y destacó el incremento de las compras por internet que llega al 4,4% frente al 3,3% del año anterior.