La policía noruega propuso ayer una sanción de 9,3 millones de euros para los tres bacaladeros de la empresa Transpesca apresados en los últimas semanas en el caladero de Svalbard. La sanción, conocida durante la vista oral celebrada ayer en Tromso, bate un récord en la historia pesquera del país nórdico y aún no es firme, ya que debe confirmarla o modificarla, previsblemente mañana jueves, el juez que instruye el caso.

En la casa armadora de los tres barcos, la propuesta de sanción fue recibida como un auténtico mazazo, ya que eleva incluso la impuesta en un primer momento al "Arosa Quince". A este barco, el primero en ser apresado por las autoridades noruegas, le habían impuesto una sanción de 15 millones de coronas (1,9 millones de euros), mientras que en esta nueva vista esa cifra se elevó hasta los 25 millones de coronas (3,1 millones de euros), la misma cantidad que se propone para el "Arosa Doce " y el "Arosa Nueve".

Las acusaciones que pesan sobre los barcos se basan, según la armadora, en un desfase del 8% entre la pesca real y la anotada en el libro de capturas.

El presidente de Transpesca, Ramón Fernández Tapias calificó la propuesta de sanción como "desproporcionada" y "una exageración". Además, avanzó que es una cifra "inasumible" para la empresa, "porque nosotros no podemos pagar ni nueve millones, ni cinco ni uno; es una locura". De ratificar el juez esa petición, el armador ya anuncia que "los barcos se quedan allí".

Desde la armadora se destaca que, conocida la carga total de los tres barcos, unida a la de "Arosa Catorce", es de 2.660 toneladas, el total de capturas se encuentra dentro de los límites marcados por la UE (2.620 toneladas), que permite un desfase del 20% sobre la cuota total asignada (2.500 toneladas) a las dos parejas.

Según el apoderado de Transpesca, desplazado en Tromsoe, Iván López, "damos por concluida la marea, al haber consumido la cuota". La armadora ya comienza a preparar la repatriación de los tripulantes, excepto las diez personas necesarias para el mantenimiento de los buques en puerto.