Efe / Luz Mª Durán / BRUSELAS/ VIGO

La presidencia británica de la Unión Europea presentó ayer una última propuesta de compromiso sobre los totales admisibles de capturas (TAC) de pesca del año 2006 en la que se contempla el final de la veda de la anchoa en el Golfo de Vizcaya el 1 de marzo y un TAC de 5.000 toneladas (4.500 para España y 500 para Francia) para el año que viene, tal y como pedía París.

Esta cuota se revisará a lo largo de 2006 a la luz de los nuevos datos científicos, según especifica la propuesta. El acuerdo de Arcachon entre Francia y España para el reparto de las cuotas de anchoa establece que los caladeros del Golfo de Vizcaya están exclusivamente reservados para la flota española entre el 20 de marzo y el 31 de mayo, con lo que los barcos franceses podrán aprovechar los primeros días de marzo.

El Ejecutivo comunitario había propuesto una cuota cero para la anchoa y prorrogar la veda al menos hasta junio de 2006. La decisión se revisaría si los datos científicos que se obtengan en primavera demuestran que se ha recuperado el caladero.

España apoyaba en principio esta petición, aunque la ministra de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, señaló que se estaba negociando con Francia, que había ofrecido compensaciones a cambio de la reapertura del caladero, y que el sector estaba dividido.

La consejlleira de Pesca de Galicia, Carmen Gallego, explicó en la mañana de ayer que París había puesto sobre la mesa una oferta que responde a las "demandas históricas" del sector pesquero español, que consistiría en permitir la captura de cebo vivo en las 6 millas de sus aguas territoriales.

Entre el resto de las especies, la que sufre un mayor recorte respecto a 2005 es la bacaladilla, del 53%. En el gallo se suaviza el recorte propuesto por la Comisión del 15% al 5%. Mientras tanto, la cuota de rape aumenta un 22% en Gran Sol y un 5% en el Golfo de Vizcaya, y disminuye un 5% en el cantábrico noroeste. El total de capturas de jurel aumenta un 3% frente al recorte del 15% que pedía Bruselas.

Asimismo, se contemplan incrementos del 3% para la merluza norte y del 12% para la merluza sur porque se empieza a aplicar el plan de recuperación. Los ministros de Pesca de los Veinticinco siguían discutiendo la propuesta al cierre de esta edición, aunque se esperaba un acuerdo en la madrugada.