El beneficio neto del Grupo El Corte Inglés en el ejercicio fiscal 2004-2005 (del 1 de marzo al 28 de febrero) se elevó a 611,46 millones de euros, un 6,1% superior al del ejercicio precedente que fue de 576,05 millones, según los datos económicos presentados ayer a la junta de accionistas por el presidente del Grupo, Isidoro Álvarez. En la reunión se acordó ampliar en 13,52 millones de euros el capital social de la empresa que queda fijado en 446,29 millones.

El beneficio neto de El Corte Inglés SA, matriz del Grupo, se elevó a 401,41 millones de euros y suponen el 65,6% como aportación a las ganancias del grupo.

En su comparecencia ante la junta general de accionistas, Álvarez subrayó la apuesta decidida de la empresa por acentuar su proyección internacional y avanzó la apertura de tiendas de bricolaje como nueva línea de negocio.

Portugal, con un centro comercial operativo en Lisboa y otro en construcción en Vilanova de Gaia, centran los proyectos de expansión, aunque también existen contactos con Italia.

Los ingresos consolidados ascendieron a 15.049,01 millones de euros que, comparados con los 14.056,46 millones de hace un año, suponen un 7,1% de incremento.

Como acontecimiento "negativo", Álvarez aludió a los efectos que sobre el centro madrileño del Paseo de la Castellana ha tenido el incendio del Edificio Windsor, y cuya repercusión en el factor de ventas ha sido importante".