Reebok mejoró en el segundo trimestre del año su beneficio un 71% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 30 millones de euros gracias a su campaña publicitaria "I am what I am" (soy lo que soy), que fue lanzada en febrero, así como por el incremento de las ventas de calzado. La cifra de negocio del grupo aumentó un 8%, hasta los 723 millones de euros.

Por su parte, Adidas incrementó su beneficio neto hasta los 105 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un 46% más que el mismo periodo del año anterior, debido al buen comportamiento del mercado asiático. También ha mejorado también su facturación durante la primera parte del año, en un un 9,5%, hasta los 1.778 millones de euros. La expansión económica en Asia le ha permitido aumentar el volumen de negocio en el continente un 29%, hasta los 357 millones de euros.