Compatibilizar la producción agroganadera con el máximo respeto al medio ambiente, tanto en sus granjas como en sus industrias, constituye uno de los valores fundamentales del Grupo Coren, junto a los de bienestar animal, trazabilidad, calidad e innovación.

En este sentido, el modelo de producción agroganadera que promueve la cooperativa presidida por Manuel Gómez-Franqueira está potenciando las producciones vinculadas a campo y al aire libre, lo que conlleva que las granjas deban disponer de amplios espacios arbolados y, en consecuencia, cuidar su entorno.

Ejemplo de ello es el pollo de corral, que se cría en condiciones de máximo bienestar y con salida al aire libre en los campos gallegos con una superficie disponible de al menos un metro cuadrado por ave, además de recibir una alimentación totalmente vegetal, a base de maíz.

Igualmente, los huevos camperos que produce Coren proceden de gallinas criadas en libertad y con salida a campo a los bosques gallegos, donde disfrutan de un espacio de al menos cuatro metros cuadrados por ponedora. En este sentido, cabe destacar que Coren no cuenta con producción de huevos de gallina en jaula ni en suelo (ya que las gallinas en suelo, aunque no se encuentran en jaula, permanecen siempre dentro de la granja), sino que todas sus gallinas ponedoras cuentan con salida libre a los campos gallegos.

En esta misma línea, la cooperativa gallega está dando un impulso a sus producciones de pollo y huevos ecológicos, que se crían siguiendo las normativas europeas y bajo supervisión del Consello Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia. El pollo y las gallinas de producción ecológica salen a campo y, en ambos casos, disponen de una superficie disponible de al menos cuatro metros por ave.

El impulso de estas producciones hace que las granjas dispongan de una amplia superficie de campo arbolado, fomentando así el cuidado de los entornos naturales de Galicia y evitando el abandono de los montes gallegos.

En otras áreas, Coren también apuesta por las producciones sostenibles. En 2012, puso en marcha el proyecto Selecta de cerdo alimentado con castañas, una iniciativa vinculada al entorno tanto porque los cerdos Selecta disfrutan de salida al campo en condiciones de máximo bienestar como porque la producción de la castaña necesaria para su alimentación contribuye a la recuperación de los bosques gallegos.

Para 2018, Coren adquirió 4,5 millones de kilos de castaña destinados a la alimentación de los cerdos Selecta, casi un 50% más que en el ejercicio anterior. La castaña -toda procedente de Galicia- se recolecta en temporada y luego se pela, se cuece y se congela, para tener disponibilidad durante todo el año. La demanda de castaña por parte de Coren desde la puesta en marcha de Selecta ha contribuido fomentar la recuperación de las plantaciones de castaños en Galicia.

En vacuno, Coren cuenta con producciones de razas autóctonas con salida a montes comunales recuperados por la cooperativa gallega después de haber sufrido incendios, donde los animales se crían en extensivo.

Todas estas iniciativas se enmarcan dentro del modelo de gestión agroganadera sostenible que promueve la cooperativa gallega, ya que conllevan el cuidado del campo por parte de los granjeros y la integración de los animales con su entorno. Además, contribuyen a fomentar el asentamiento de población en el medio rural, evitando la marcha de jóvenes. De este modo, Coren genera riqueza en el campo gallego, lo que permite revertir la tendencia de abandono del rural que sufre Galicia, al tiempo que se mantiene cuidado su patrimonio natural.

Tecnologías eficientes

Además de las iniciativas de cuidado del campo, el Grupo Coren promueve el uso de tecnologías más eficientes desde el punto de vista medioambiental en todas sus granjas e industrias, entre las que cabe destacar la dotación de paneles solares, energía geotérmica o biomasa así como el reciclaje de los residuos.

Estas acciones sitúan a Coren en la vanguardia en compromiso medioambiental, con el objetivo de minimizar del impacto de su actividad y garantizar una adecuada gestión de los recursos, a la vez que fomenta el cuidado de los bosques y campos gallegos. Al mismo tiempo, responde así a las exigencias normativas actuales y a la preocupación de sus clientes, que cada vez más demandan un compromiso con la sostenibilidad por parte de las empresas.