O Corpiño cierra su puerta santa

La gran romería de hoy clausura su Año Santo Mariano

Xan Salgueiro

Xan Salgueiro

El Año Santo Mariano concedido por el Papa Francisco al santuario de la Virgen de O Corpiño llega este lunes a su fin. Y lo hace con la celebración de su gran romería anual, tras la cual se procederá al cierre de la puerta santa. Pero el templo lalinense vivió ya ayer un concurrido anticipo de su fiesta.

La coincidencia en domingo favoreció el peregrinaje de personas hasta la parroquia de Santa Baia de Losón. El entorno del santuario se convirtió en un ir y venir de gente durante una mañana de misas que arrancaron a las 9 y tuvieron su momento álgido con la del mediodía, cantada por el Coro Nuestra Señora de O Corpiño. En la procesión con la imagen de la Virgen se vivieron escenas de devoción, con la banda sonora de un grupo de música y baile tradicional gallega.

Procesión con la imagen de la Virgen, ayer, en las 
inmediaciones del santuario.   | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Colocación de flores en una talla de madera de la Virgen. / BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Por la tarde, continuaron las eucaristías. La última, la de las 7, fue la “misa nueva” de Santiago Lillo Ortiz (Vigo, 1998), ordenado sacerdote el sábado en Lugo y que ejerció parte de su ministerio diaconal en O Corpiño durante los últimos meses.

El santuario que rige José Criado insta a los fieles a llevar una flor a la Virgen y fueron muchos los que lo hicieron ya en la jornada de ayer. Las flores se fueron colocando en la imagen mariana elaborada en madera de más de dos metros de altura, que seguirá siendo engalanada en la presente jornada.

Pasar bajo las andas es 
otro de los rituales típicos.   | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Pasar bajo las andas es otro de los rituales típicos. / BERNABÉ/JAVIER LALÍN

En la gran romería de hoy se celebran misas desde las 8 de la mañana, con la de los enfermos a las 11. Una hora más tarde tendrá lugar la misa solemne, de nuevo cantada por el coro local, a la que seguirá, hacia la una de la tarde, una “gran petalada” y la procesión con la imagen de la Virgen de O Corpiño. Las actuaciones musicales correrán a cargo de la Banda de Vilatuxe y de otro grupo de música y baile tradicional gallego.

La Despedida de la Bienaventurada Virgen María de O Corpiño se concentrará en las misas de las 17 y las 18 horas. Después de esta última, se procederá a la clausura del Año Santo Mariano y al cierre de la puerta santa.

Las celebraciones tendrán un epílogo el próximo domingo, día 30 de junio. A las doce del mediodía está fijada la misa solemne cantada, como es habitual, por el coro del santuario. A continuación tendrá lugar la consagración de todos los devotos a la Virgen. Y por la tarde habrá misas a las 17, 18 y 19 horas.