Plantean unir dos parcelas junto al Mercadona para construir hasta 60 viviendas protegidas

El Concello sugiere a la consellería juntar un terreno municipal a otro del IGVS para tener más de 2.400 m2 en este ámbito | Cerca de un centenar de familias de A Estrada son demandantes

Terrenos propuestos para la construcción de estas viviendas. |    // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Terrenos propuestos para la construcción de estas viviendas. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Ana Cela

Ana Cela

En la que fue su primera visita a una consellería como alcalde, Gonzalo Louzao Dono centró muy bien el tiro. Escogió la Consellería de Vivenda e Planificación de Infraestruturas y, por supuesto, no fue una elección casual. El jefe del ejecutivo local argumenta que el futuro más inmediato de A Estrada pasa por mejorar sus comunicaciones –principalmente a través de la autovía AG-59 entre el municipio estradense y la capital gallega–; por crear suelo industrial público para atraer empresas y por la construcción de vivienda. Como el mismo dijo, no se puede pretender fijar población –otra prioridad local– si no se le puede ofertar dónde vivir. Con esta premisa en la cabeza y la documentación bajo el brazo, el alcalde propuso a la titular del citado departamento, María Martínez Allegue, la unión de un parcela de titularidad municipal a otra propiedad del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) para la construcción de hasta 60 nuevas viviendas de promoción pública en la bautizada como urbanización del Mercadona, el desarrollo comercial y residencial enmarcado entre las avenidas de Pontevedra y Vigo y la calle Marín.

Plantean unir dos parcelas junto al Mercadona para construir hasta 60 viviendas protegidas

Reunión entre el alcalde estradense y la conselleira Martínez Allegue / Cedida

Louzao puso a disposición de la consellería el solar que el Concello tiene en estos terrenos, obtenido por los aprovechamientos urbanísticos derivados de este desarrollo de suelo. Sería una parcela de 1.451,95 metros cuadrados, justo la que está al lado de la que correspondió –después de la pertinente estructuración del ámbito de desarrollo– al IGVS, esta última con una superficie de 950,45 metros cuadrados. De este modo, la propuesta del alcalde de A Estrada sería que, contando con algo más de 2.400 metros cuadrados de terreno en esta urbanización, la Xunta promueva la construcción de nuevas viviendas de protección pública.

Explicó Gonzalo Louzao que, en la reunión mantenida con la conselleira el miércoles, no se entró a concretar el número de pisos que podrían llegar a construirse. No obstante, analizando la superficie y el aprovechamiento que sería posible extraer, estimó que los terrenos podrían posibilitar construir “entre 50 y 60 pisos” en esta zona de la villa.

La propuesta del Concello de A Estrada llega después de que el gobierno autonómico anunciase –y diese ya los primeros pasos en esa dirección a través del acuerdo del Consello da Xunta– su intención de impulsar la construcción de 20.000 viviendas protegidas y otras 5.000 libres, en el marco de la Estratexia Galega de Solo Residencial, con la vista puesta en ampliar la oferta de vivienda en la comunidad autónoma.

Receptividad

Gonzalo Louzao regresó al municipio con la impresión de que la conselleira “vio con buenos ojos” la propuesta que puso encima de la mesa. “Quedó de estudiarlo y en las próximas semanas tendremos resultados de esta reunión”, apuntó el munícipe, que indicó que ambos representantes públicos quedaron emplazados a una nueva reunión, previsiblemente en A Estrada. En este sentido, desde la Consellería de Vivenda e Planificación de Infraestruturas se precisó que la responsable del departamento le trasladó al regidor local la disposición de la Xunta para impulsar la construcción de vivienda en la parcela cedida por el Concello.

En el transcurso de este primer encuentro, el alcalde tuvo ocasión de participar a Martínez Allegue el crecimiento experimentado por las cifras de familias estradenses que se encuentran inscritas en el Rexistro Único de Demandantes de Vivenda de la comunidad autónoma, que ya se aproximan al centenar. Además, la mayor parte de estas unidades familiares demandan vivienda de promoción pública, muchas de ellas también en régimen de alquiler.

El mandatario estradense puso el acento en que la creación de vivienda es una de las cuestiones que preocupa e interesa al gobierno local. Remarcó que lo dijo en su primer pleno como alcalde. “Es algo estratégico y las administraciones públicas tenemos que ser las primeras en impulsarlo”, consideró. “Si queremos fijar población, tenemos que tener vivienda”, incidió Louzao Dono, convencido de que esta baza hay que jugarla al tiempo que se impulsa la creación de suelo industrial –dijo que requiere una labor de atracción de empresas– y de unas comunicaciones competitivas. “No podemos permitir, después, que se nos escape población”, incidió, señalando la importancia de que quien quiera fijar en A Estrada su residencia tenga posibilidades de acceder a una vivienda.