Un bautizo de oro en Cereixo

Con solo 14 años el debutante Javier Carballo sorprendió a todos en la prueba del Campeonato Gallego de coches de Radio Control en un circuito que conoce bien

Javier y José Carballo, padre e hijo, posan con el trofeo y su montura. |

Javier y José Carballo, padre e hijo, posan con el trofeo y su montura. |

Javier Carballo era un debutante atípico. El piloto de 14 años del equipo JPA Evolutium de A Estrada se estrenaba el pasado fin de semana en una competición oficial, la segunda prueba del Campeonato Gallego de coches de radio control, por lo que no figuraba en ninguna de las quinielas a la victoria. El joven sin embargo guardaba un secreto. A lo largo de los últimos tres años Carballo se ha convertido en un visitante habitual del circuito estradense de Cereixo, donde fue adentrándose en este deporte y al mismo tiempo grabándose a fuego todos los secretos del trazado en el que quería debutar. Fue un campeonato atípico, en el que el piloto local terminó llevándose la victoria.

“Este año la idea era empezar a correr en el Gallego pero no quiso ir a la primera carrera en Porriño. Es un circuito con hierba sintética, que no le gusta mucho y prefirió esperar a debutar en Cereixo”, explica José Carballo, mecánico de profesión y responsable de tener a punto su montura. “A pesar de que era su primera carrera sabíamos que, por tiempos, podía estar entre el tercero y el quinto clasificado. La victoria era imposible, porque hay varios cocos que son muy buenos. Sin embargo, varios decidieron no competir y él lo aprovechó”.

La prueba realizada en A Estrada tuvo que decidirse a solo una pasada, debido a que varios corredores no quisieron salir ni colaborar en la recolocación de coches por las condiciones climatológicas. Con solo una bala, Javiar Carballo terminó llevándose la victoria entre los 33 participantes.

José Carballo reconoce que fue él quien inició a su hijo en esta afición. “Siempre me gustó este mundo y fui quien lo metí. Lo cogió muy bien y ahora ya no hay vuelta atrás. Es algo le gusta y que se le da bien. Como piloto es muy tranquilo y sabe ver cuándo algo no va bien. No tiene problema en dejarse aconsejar y en aprender más sobre el coche. Sabe que es la manera de mejorar. Eso es bueno”, explica. “A la espera de que puedan hacer un circuito en Vilagarcía el de A Estrada es el que nos queda más cerca de casa, así que siempre que podemos estamos en Cereixo”, añade, agradeciendo el gran trato que recibieron por parte de José Porto, de JPA Evolutium.

Javier Carballo tiene previsto realizar ahora las tres carreras que faltan del campeonato gallego. Si todo va bien, en 2025 podría debutar en el Nacional.

Varios jóvenes pilotos estradenses también participaron en esta carrera. Fue el caso de Alonso Neira, que terminó segundo en la categoría júnior por detrás del ganador. También compitieron Breogán Cutrín y Roi Rivadulla, este último también como debutante y realizando una buena actuación.

Una carrera marcada por la mala fortuna

JPA Evolutium fue la encargada de organizar la segunda prueba del Campeonato Gallego de coches radio control en el circuito de Cereixo. Esta competición estuvo sin embargo marcada por la mala fortuna. En la fecha prevista inicialmente tuvo que acabar descartándose debido a las regulares condiciones climatológicas previstas para ese fin de semana. Esto obligó a buscar una segunda fecha, en la que de nuevo se cruzó en su camino el mal tiempo, con un temporal que asoló Galicia justo en esos días. A la tercera, la del pasado fin de semana, parecía ser la vencida, aunque también aparecieron problemas. Varios pilotos habituales del Campeonato Gallego se negaron a participar debido a las condiciones climatológicas, aunque la carrera siguió adelante ante el respaldo de la mayoría. Sin embargo, sin este grupo de pilotos para la recolocación de coches la competición autonómica tuvo que decidirse a solo una pasada.

Suscríbete para seguir leyendo