Los trabajos de la LAT que anillará Lalín estarán completados a finales de este año

El nivel de ejecución del proyecto se sitúa en el 25%, ya con parte del tramo soterrado hacia la subestación listo | El cableado irá bajo tierra en un tramo de unos 4 kilómetros

Trabajos de soterramiento de la línea en la N-525 en dirección Catasós.  /

Trabajos de soterramiento de la línea en la N-525 en dirección Catasós. / / / BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Los trabajos de construcción de la Línea de Alta Tensión (LAT) que reforzará el suministro eléctrico en Lalín y parte de la comarca procedente de O Irixo (Ourense) dieron comienzo días atrás en el tramo más próximo a la subestación que la compañía Fenosa tiene en la zona de Alto de Vales. Es más, La eléctrica asegura que en la actualidad el nivel de ejecución del proyecto se sitúa en el 25% y que las obras se prolongarán hasta finales de año.

Los trabajos de la LAT que anillará Lalín estarán completados a finales de este año

Zanja ya cubierta de hormigón en las inmediaciones de la subestación de Alto de Vales. / Bernabé/Javier Lalín

Conviene recordar que en mayo de 2021 la empresa presentaba una nueva propuesta en el consistorio, ya con la modificación del trazado con el inexcusable fin de salvar el bosque de Casas Vellas. De este modo la línea, de 21,5 kilómetros, entraba en el municipio lalinense por Catasós mediante un tramo soterrado de 4,3 kilómetros por la N-525. Esta intervención permite cerrar el circuito que alimenta la subestación de Lalín con la de O Irixo, de forma que existan dos fuentes de alimentación a la zona, lo que garantizará el suministro de energía eléctrica a los 14.000 puntos de suministro de la comarca. Asimismo, se incrementará la potencia instalada en la subestación lalinense con un nuevo transformador 132/20 KV de 30 megavatios.

El soterramiento de la línea en las inmediaciones de la subestación de Alto de Vales (enfrente al futuro Centro Integral de Saúde) ya está finalizado y también otro tramo que discurre por el margen izquierdo de la calzada en dirección a Catasós. La apertura de zanjas para la introducción del cable a más de un metro de profundidad en cajas cerradas con hormigón se acomete ahora algo más arriba de Agruchave, en la carretera nacional. Más adelante la línea discurrirá [siempre en dirección Catasós] por el margen izquierdo de la carretera una vez que fue necesario cambiar a la otra mano de la calzada para llevar el tenido subterráneo hacia la subestación.

El presupuesto de las variantes ascendió a 2.617.120 euros, quedando de este modo: proyecto de ejecución aprobado en 2014 (3.188.142 euros) y 2,6 millones de las mencionadas variantes, con casi 1,3 millones menos de recursos por tramos a modificar. A mediados del pasado mes de mayo la Xunta daba su visto bueno a la solicitud de autorización administrativa previa y de construcción, así como a la declaración de utilidad pública de la modificación del proyecto.

Suscríbete para seguir leyendo