Silleda concede licencia a Plenoil

La gasolinera dispondrá de dos surtidores (diésel y gasolina) y de cargador para vehículos eléctricos | La empresa abrirá un acceso sobre el viario existente en el frente de la finca

La estación se construirá en una finca ubicada en el margen 
opuesto a la nueva senda de la EP-7201.   | // BERNABÉ / JAVIER LALÍN

La estación se construirá en una finca ubicada en el margen opuesto a la nueva senda de la EP-7201. | // BERNABÉ / JAVIER LALÍN

Xan Salgueiro

Xan Salgueiro

El Concello de Silleda ha concedido a Plenoil SL la licencia para una instalación de distribución al por menor de productos petrolíferos en régimen de desatendido. La estación se construirá en una finca de Agro do Campo que limita con la carretera de Forcarei (EP 7201), en las proximidades de la rotonda de la Muller Labrega, tal como se había anunciado en marzo del año pasado. De este modo, se pone fin al conflicto sobre su posible ubicación en una zona próxima a viviendas del casco urbano.

La junta de gobierno local aprobó la licencia que permitirá la instalación de dos surtidores de combustible y un cargador para vehículos eléctricos. El permiso llega tras una larga tramitación urbanística que precisó de hasta dos proyectos refundidos y autorizaciones sectoriales de los servicios de Calidade e Avaliación Ambiental y de Infraestruturas Agrarias, de las consellerías de Medio Ambiente y Medio Rural; de la Diputación de Pontevedra; de la Dirección General de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático; de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA); y de Hidroeléctrica de Silleda. De hecho, debido a su dificultad técnica, la tramitación del expediente se llevó a cabo gracias a la colaboración con la Diputación, cuyas técnicas, tras una exhaustiva revisión de toda la documentación y después de varios requirimentos a la empresa, emitieron finalmente un informe favorable, que, unido al de la secretaria municipal, permitieron aprobar la licencia.

Las actuaciones consistirán en la dotación de una unidad de servicio, constituída por un área de suministro con una edificación auxiliar de planta baja de 22,96 m² y altura de 2,95 metros destinada a oficina, cuarto de instalaciones, dos aseos –uno accesible– y zona de pago-control. Dispondrá de una marquesina de protección a los usuarios, con una superficie total de cubrición de 250 m² y una altura de 5,2 metros, y de dos islotes donde se sitúan los surtidores. Los depósitos para almacenar el combustible estarán soterrados de modo independente en un foso: uno con capacidad de 60.000 litros para diésel y otro, de 40.000 litros para gasolina sin plomo 95. Estas obras tienen un presupuesto de ejecución material de 381.664,82 euros.

Asimismo, se llevará a cabo otro proyecto constructivo de accesos a la parcela, que también dispone de licencia y cuyo coste es de 58.350,56 euros. Este acceso se construirá sobre un viario municipal, con obligación de mejora del mismo por parte de la empresa, en el frente de la parcela sobre la que se actúa. Además de este deber, fijado por ley, desde el gobierno municipal se está trabajando con Plenoil para que amplíe esa zona de actuación y se encargue de la reparación de este vial en toda su longitud hasta el primero cruce.

Impacto visual

A fin de disminuir el impacto visual de la gasolinera, con la concesión de licencia también se obliga a la empresa a que plante en la zona verde de la finca especies autóctonas, de modo que tenga un aspecto similar a las formaciones vegetais naturales. Asimismo, los taludes resultantes contarán con la mínima altura imprescindible y deberán ser debidamente revegetados.

Con la licencia municipal se exige también que se haga constar en el Registro de la Propiedad la vinculación de la superficie a la construcción y al uso autorizados. La parcela se declara indivisible y se recogen las limitaciones al uso y a la edificabilidad impuestas por la licencia, limitando así crecimientos de esta explotación de productos petrolíferos.

Tramitación desde 2019, con reubicación y alegaciones

Plenoil SL presentó en octubre de 2019 un proyecto para ubicar una gasolinera de bajo coste en una parcela del Barrio do Campo. Vecinos del entorno iniciaron una movilización y, dos años después, el Concello de Silleda se personó en la demanda que Plenoil interpuso contra la decisión de la Xunta de no autorizar la declaración ambiental del proyecto, basándose en un informe municipal en el que se advertía de que el uso solicitado no era compatible con el Plan Xeral. El gobierno local aduce que siempre mantuvo que la ubicación propuesta inicialmente, tan cerca de viviendas y edificios, no era la adecuada e invitó desde el primer momento a la empresa a buscar otras alternativas. El proyecto recibió alegaciones en su fase de tramitación ambiental, con varias cuestiones comunes. La más destacada eran las posibles afecciones al nivel freático y los humedales, desestimada por los técnicos municipales al existir resolución favorable de la Consellería de Medio Ambiente, cuya declaración de incidencia concluye que no es previsible que la actividad de referencia vaya a producir impactos adversos significativos en las condiciones ambientales. La resolución de la Dirección General de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático aprobó el informe preliminar de situación del suelo e implantación de medidas de control y seguimiento de la actividad. Entre otras cuestiones, requiere la presentación de certificados de estanquidad. Tamén fue común la alegación sobre la imposibilidad de abrir el acceso a la gasolinera justificando que se trataba de un vial en suelo rústico, que no era público. Pero el informe de Infraestruturas Agrarias vino a reconocerlo como público, ya que figura en el expediente de concentración parcelaria de Silleda. Por lo tanto, todas las alegaciones fueron desestimadas.