40 años del grito “Lalín, Alfonsín”

La visita del presidente argentino fue un acontecimiento social, todavía grabado en la memoria de muchos vecinos

Aspecto que presentaba la plaza del viejo concello.

Aspecto que presentaba la plaza del viejo concello. / // MAGAR

Veinte años no es nada, cantaba el gran Carlitos Gardel en la icónica canción Volver. Los argentinos afirman con firmeza que este artista “sigue cantando muy bien” como manera de negar su fallecimiento hace ya casi 90 años. Hace menos, aunque cada vez son menos los lalinenses que lo tienen grabado en su memoria, se celebraba un acontecimiento sin precedentes en la historia reciente de la capital dezana. Millares de personas, llegadas de los distintos municipios de la comarca y otros territorios, se citaban en Lalín para recibir al entonces presidente de la República Argentina, Raúl Alfonsín.

Albor, Alfonsín, Cuíña y García-Sabell.    |   // FDV

Banderas de Argentina, Galicia y España. / // FDV

Descendiente de gallegos de Ribadumia, su relación con las tierras de Deza comenzó a fraguarse en los años de la dictadura en su país. El Centro Lalín, Agolada y Silleda, con sede en la calle Moreno 1949 de Buenos Aires, le dio refugio y allí se reunía con sus colaboradores para impulsar el proyecto político de la transición a la democracia. En 1983, tras las elecciones con las que se daba carpetazo al denominado Proceso de Regorganización Nacional, Alfonsín asumía la presidencia del país por la Unión Cívica Radical.

Banderas de España y de Argentina en las calles y (abajo) acto de hermanamiento en Chascomús. |

Albor, Alfonsín, Cuíña y García-Sabell / Magar

Antes de que millares de voces corearan desde el parque de la estatua de Loriga hasta la calle Matemático Rodríguez, la actual Praza da Torre, el Barrio de Abaixo y otras calles aledañas el grito emocionado Lalín, Alfonsín una delegación de alcaldes dezanos acompañada de una numerosa representación vecinal viajaba a Argentina para compartir con los emigrados a la quinta provincia el triunfo de Alfonsín. Los mandatarios de Lalín (Xosé Cuíña), Silleda (Casimiro Fernández), Vila de Cruces (Sergio Iglesias), Rodeiro (Manuel Lamazares), Agolada (Manuel Costa Casares) y Dozón (Manuel Crespo) coincidían en la recepción en la embajada con el entonces presidente del Gobierno de España, Felipe González. A finales de año Cuíña regresó a Buenos Aires para acudir a la proclamación de Alfonsín, preparándose ya el viaje del presidente del país austral a Lalín.

Hernamiento en Chascomús.

Hernamiento en Chascomús. / Bernabé

Paseo Lalín, en Chascomús, inaugurado el junio de 2022. |   // MAGAR

Paseo Lalín, en Chascomús, inaugurado el junio de 2022. / Cedida

Este auténtico acontecimiento social se celebró el 15 de junio de 1984. Los balcones del entorno del viejo consistorio se engalanaron con decenas de banderas de España y Argentina, enseñas que también agitaban los millares de personas que aguardaban por la llegada del dirigente. Un helicóptero sobrevolando el cielo de la localidad en dirección al campo de fútbol avisaba de la inminente llegada del homenajeado al núcleo urbano. Acompañado del alcalde Cuíña; del presidente de la Xunta, Gerardo Fernández Albor, y del presidente del Parlamento de Galicia, Domingo García-Sabell, el presidente argentino fue recibido por la Banda de Lalín y grupos de baile y música tradicional. Una espectacular alfombra floral elaborada por vecinos de Ponteareas comunicaba el cruce de Matemático Rodríguez con el acceso al consistorio. Al ver la cuidada elaboración con pétalos en los que se reproducían los escudos de España, Argentina y Lalín, Raúl Alfonsín preguntó si era necesario pisar la alfombra.

Cientos de personas en la actual Praza da Torre. |   // FDV

Cientos de personas en la actual Praza da Torre. / | // FDV

Con la corporación municipal aguardando en la casa del pueblo, las autoridades que acompañaban al presidente subieron al balcón del consistorio. Fue Xosé Cuíña el que abrió el turno de intervenciones. “Reciba el agradecimiento colectivo de estas gentes de la comarca de Lalín que os habéis dignado a visitar, en un noble gesto de generosidad y de amistad”, manifestó. Con un impás para que resonasen melodías de muiñeira y baile tradicional

La corporación municipal con el presidente argentino. |   // MAGAR

La corporación municipal con el presidente argentino. / Bernabé

“En este día tan significativo y emocionante para mí, apartándome de las precisiones protocolarias quiero comenzar diciendo: queridos amigos de Lalín”. Ustedes no lo sabían, pero hace tiempo que nos conocemos; en años duros para mi patria, donde había que trabajar para la recuperación de la libertad y por la recuperación de la dignidad humana deambulábamos buscando encontrar en la ciudad de Buenos Aires un refugio donde reunirnos y muchas puertas se cerraban porque había miedo en la capital de mi república. Unas puertas se abrieron de par en par y todas las semanas nos encontramos un grupo de dirigentes políticos en la clandestinidad que con el tiempo iba siendo cada vez más numeroso recibiendo la hospitalidad de un club que no había olvidado el terruño natal ...”. Así abrió su alocución Alfonsín, que además fue nombrado hijo adoptivo y le fue concedida la Medalla de Oro de la Villa de Lalín. Un monolito, en el parque de Loriga, recuerda aquella jornada.

Raúl Alfonsín saluda al público desde el balcón del consistorio. |   // BERNABÉ

Raúl Alfonsín saluda al público desde el balcón del consistorio. / X.Rey

Cuatro años más tarde se formalizó el protocolo de hermanamiento entre la capital dezana y la municipalidad de Chascomús. Alfonsín regresó a Lalín en 2003 acompañado de varios familiares, cinco años antes de su fallecimiento.

Alfonsín, entre Cuíña y Crespo, en su visita a Lalín en 2003.

Alfonsín, entre Cuíña y Crespo, en su visita a Lalín en 2003. / Bernabé

Fue recibido por el alcalde, José Crespo, que durante su mandato vistió Chascomús y Buenos Aires en varias ocasiones. En 2022 este municipio inauguró el Paseo de Lalín, reconocimiento que se reeditó en la villa dezana el año pasado cuando se bautizó como Parque de Chascomús la zona anexa al auditorio. El acto coincidió con la Feira do Cocido, donde Ricardo Alfonsín, hijo del expresidente y entonces embajador de Argentina en España, fue nombrado comendador. Los lazos entre los dos territorios separados por el Atlántico permanecen vigentes.

Ricardo Alfonsín observa la obra en honor a su padre en el Parque de Chascomús de Lalín, inaugurado el año pasado . | // X. REY

Ricardo Alfonsín observa la obra en honor a su padre en el Parque de Chascomús de Lalín, inaugurado el año pasado / Bernabé

Suscríbete para seguir leyendo