Un campamento que es una aventura

La playa de A Praíña será la base del Absolute Aventura, una propuesta con mucho deporte pero también actividades educativas e inglés

Una ruta en kayak el pasado verano

Una ruta en kayak el pasado verano / Cedida

REDACCIÓN

Llega el verano y con él regresan las diferentes propuestas para poder conciliar la vida laboral con las vacaciones de los más pequeños. Entre las opciones que se pueden encontrar en A Estrada destaca una puesta en marcha hace cuatro años y que tiene como base de operaciones la playa fluvial de A Praíña, en Couso. Se trata del Absolute Aventura, una iniciativa encabezada por la estradense Sofía Mosteiro y que ha sido un éxito en sus primeras ediciones. El objetivo es que la quinta, que acaba de abrir su inscripción, también lo sea y para eso se han ampliado actividades.

Con un marco muy cuidado, en plena naturaleza y con el río Ulla a sus pies, gran parte del programa de ocio de Absolute Aventura gira en torno al ocio y las actividades deportivas. Habrá kayak, paddle surf, trampolín, juegos en la naturaleza y mucho más, todo guiado por monitores especializados y adaptado a cada edad. Pero además, también habrá otro tipo de actividades formativas y educacionales, trabajando cuestiones como los valores cívicos. Como novedad este año, dos de los monitores serán de habla inglesa, lo que también permitirá trabajar con los niños en el aprendizaje y la práctica de este idioma.

Otra de las ofertas de este campamento es el servicio de autobús, con punto de partida y llegada ante el gimanasio Absolute de A Estrada y con horario de 9.00 a 14.00 horas. El campamento arranca el día 1 de julio y se extenderá hasta el 6 de septiembre. Estará dividido en turnos semanales, de tal manera que se podrán ir cogiendo o ampliando turnos sobre la marcha, con descuentos para los que repitan e incluso para los que estén la temporada completa. Esta propuesta tuvo una gran aceptación hasta ahora, no solo en A Estrada, sino también en Teo y Santiago.

En caso de lluvia el campamento se trasladaría ese día a las instalaciones de la Fundación de Exposicións e Congresos da Estrada, un plan B en el que se incluye aprendizaje de gimnasia y salto de trampolín.