Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La edad media de los vecinos se sitúa en 53 años, cinco más que hace dos décadas

Solo Lalín y Silleda están por debajo de 49 años | Agolada, Dozón y Forcarei rebasan los 57

Baile para mayores en A Bandeira. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

El envejecimiento de la población es ya un axioma en el territorio gallego, circunstancia que se agrava en los territorios del interior, donde el oasis demográfico es otra de las evidencias contra las que las administraciones parecen incapaces de enfrentarse. La edad media de los gallegos se sitúa en 48 años, cifra que baja hasta los 46,2 en el contexto provincial, mientras que en las comarcas alcanza ya los 53 años.

Este promedio ha crecido en cinco años en las últimas dos décadas pues, si tomamos como referencia los datos de 2022, hace veinte años la edad media de los vecinos de Deza y Tabeirós-Montes era de 47 años. Una vez más, en cuestiones demográficas, se reproduce un patrón: los concellos menos poblados son los que tienen un censo más envejecido, aunque en el área hay otras particularidades. Así las cosas, Silleda es el municipio donde se registran las edades medias más bajas, o lo que es lo mismo, el que cuenta con la población más joven al situarse en 48,74 euros el promedio, aunque prácticamente idéntico al que muestra Lalín (48,81). A continuación aparece A Estrada (49,27) y a partir de ahí ya el resto de los ayuntamientos de las dos comarcas ya rebasan el medio siglo. La edad media de los ciudadanos de Cerdedo-Cotobade es de 53,16 años, cifra que se ajusta mucho a la de los cruceños (53,34) y después está ya Rodeiro, aunque con un promedio de 55,23 años. Los tres concellos restantes muestran una gráfica bastante análoga y en todos los casos los promedios están por encima de los 57 años, cuatro más que en el conjunto de Deza y Tabeirós-Montes. En Agolada alcanza los 57,29, Forcarei (57,45) y Dozón, con 57,56 es el municipio más envejecido.

Por otro lado, Lalín es el concello donde la población de más de 65 años menos pesa sobre el total de su censo (27%), un punto menos que Silleda y A Estrada. En Agolada, Dozón, Forcarei y Cerdedo-Cotobade las personas en edad de jubilación suponen más del 40 por ciento de sus habitantes.

Mayoría femenina entre los 132 centenarios

Un total de 132 vecinos de las comarcas rebasan los cien años de vida, con una notable mayoría de mujeres entre este tramo de la población más longeva, pues son 86 frente a 46 varones; es decir casi el doble. Los registros oficiales correspondientes al pasado año del Instirtuto Galego de Estatística (IGE) indican que Lalín es el ayuntamiento de las comarcas con más centenarios al contar con 29 personas, cinco más que los que figuraban en A Estrada. Una decena de los ciudadanos de mayor edad de la zona corresponden a Silleda, mientras que en Vila de Cruces son una docena y solo tres en Rodeiro. En Agolada constan 11 y hasta 17 en Dozón, una cifra muy elevada para un ayuntamiento que apenas rebasa el millar de vecinos. Idéntico dato se reproduce el Cerdedo-Cotobade, pero estamos delante de un concello con casi 5.700 habitantes. Por último, los registros estadísticos apuntan a que el número de centenarios en Forcarei es de nueve.

Compartir el artículo

stats