Los más pequeños podrán disfrutar de las atracciones y barracas en las fiestas de Lalín. Después de semanas en las que la presencia de los feriantes no estaba ni mucho menos asegurada por la elevada subida de precios aprobada por el gobierno local, a mediodía de ayer se cerró un principio de acuerdo entre las partes. Así lo aseguró el alcalde, José Crespo, tras mantener una conversación telefónica con el presidente de la Unión de Industriales Feriantes de España (UIFE), Ángel Gutiérrez, para pulsar su opinión acerca del encuentro del lunes con una representante de un colectivo autonómico del sector. Los feriantes pusieron el grito en el cielo al conocer que en casos las tarifas subían este año un 300% respecto al ejercicio anterior. Ahora, según las manifestaciones del mandatario, el acuerdo consiste en que los precios crecerán este año solo un 20% para salvar la presencia de las atracciones en As Dores. De todos modos, tras abrir un tercer plazo para la presentación de propuestas, hasta mañana no se sabrá si los feriantes registran en el consistorio sus solicitudes para instalarse en O Regueiriño.