“O noso reto solidario” busca iniciativas de economía social

El proyecto, que nació en 2014 con la Fundación Botín, llega ahora a Galicia con la colaboración de las entidades Amicos y Roberto Rivas

Miembros de las tres fundaciones presentaron ayer “O noso reto solidario” en la Cidade da Cultura.

Miembros de las tres fundaciones presentaron ayer “O noso reto solidario” en la Cidade da Cultura. / salomé soutelo

Salomé Soutelo

Salomé Soutelo

El envejecimiento y la despoblación de las zonas rurales y el interior gallego, las migraciones o los problemas medioambientales son desafíos a los que se enfrenta Galicia en las últimas décadas y para los que se precisan respuestas y soluciones colectivas a través de figuras como emprendedores sociales, grupos de acción local, cooperativas arraigadas al territorio y entidades sin ánimo de lucro.

A todos ellos va dirigido O noso reto solidario, una iniciativa que se presentó ayer en la Cidade da Cultura de Santiago y que está inspirada en el programa Desafío talento solidario, puesto en marcha en 2014 en Cantabria por la Fundación Botín. Desde hace 3 años este proyecto se abrió a convocatorias regionales, en las que dicha fundación aporta su conocimiento y los socios locales asumen la implantación y la financiación de la iniciativa. En el caso gallego, colaboran la Fundación Amicos y la Fundación Roberto Rivas.

Las entidades interesadas pueden inscribirse desde ayer y hasta el 23 de marzo en el sitio web onosoretosolidario.org. La participación está abierta a todas las organizaciones gallegas que tengan una idea con impacto social o ambiental y que quieran desarrollarla en colaboración con otras organizaciones, para lograr así su viabilidad económica.

6.000 euros de ayuda

Las entidades seleccionadas accederán a un programa de formación y aprendizaje, enfocado a mejorar y reforzar la innovación y la viabilidad de sus ideas y procesos internos. Cuando remate el programa, las organizaciones participantes tendrán que exponer el trabajo que realizaron ante un comité de evaluación, que será el que decida cuáles reciben un apoyo adicional para implantar su proyecto. De este modo, las iniciativas seleccionadas en esta fase percibirán un mínimo de 6.000 euros de capital semilla, apoyo tanto jurídico para determinar el marco de la colaboración como en el asesoramiento y desarrollo tecnológico de sus proyectos.

Para la Fundación Roberto Rivas, este O noso reto solidario es un paso más en su labor de dinamización y apoyo al emprendimiento en entornos rurales. Entre sus iniciativas, destacan dos programas para el emprendimiento en distintos ámbitos del rural o haber recibido a dos grupos de emprendedoras europeas, a finales del año pasado, dentro del programa The Break Fellowship.

Por lo que respecta a la Fundación Amicos, esta entidad trabaja para generar oportunidades y ofrecer apoyos a los proyectos de vida de las personas con discapacidad intelectual, con trastornos del espectro autista o con parálisis cerebral, así como a sus familiar.