“Rogamos que permanezcan fuera del portal a ser avisados y guardando la distancia de seguridad”. Es la recomendación que, bajo el escudo del Concello de A Estrada, se realiza a los usuarios del programa municipal de alimentos. El PSdeG-PSOE, principal fuerza política de la oposición, acompañó ayer con este cartel la imagen de un grupo de personas aguardando en el portal de un céntrico edificio del casco urbano en el que se encuentra instalado este servicio. El líder socialista, Luis López Bueno, criticó el funcionamiento de este banco de alimentos y consideró “vergonzoso” que el Concello “obligue” a las personas que reciben esta prestación a formar cola en la calle para ir pasando a realizar esta recogida.

López Bueno aseguró haber alertado “hasta en cinco ocasiones” a la edil de Servizos Sociais, Amalia Goldar “para que resolviese el problema por las buenas y sin formar escándalo”. “Pero, en vista de que el PP no hace absolutamente nada, no queda otra que denunciarlo públicamente, porque está visto que el PP solo trabaja cuando pierde votos”, sostuvo.

El portavoz del PSOE dijo que el hecho de pedir a los usuarios del programa municipal de alimentos que esperen guardando turno en la calle “es indecente”, toda vez que estima que esta situación evidencia una “preocupante falta de sensibilidad, por decirlo con cierta consideración” por parte del ejecutivo estradense. “Si los dos responsables de este despropósito se encontrasen en la misma situación que los usuarios, seguro que estarían más preocupados por el funcionamiento del banco de alimentos, que es impropio de un gobierno que se quiera considerar serio”, manifestó Luis López.

Cartel colocado en el portal del edificio.

El PSOE pidió públicamente al alcalde, José López, y a Amalia Goldar que realicen un ejercicio de empatía para ponerse en la situación “personal y económica” que atraviesan quienes tienen que formar estas colas para recibir alimentos. “Que bajen de sus despachos y hagan cola ellos mismos, para imaginar lo difícil que es”, recomendó. Insistió este grupo en que la discreción que debería acompañar a esta prestación municipal “no es posible porque el banco de alimentos comparte instalaciones con el Servizo de Atención Temperá”. Apunta que ello generó “un absoluto escándalo al tener que mover los horarios de uno y otro servicio cuando estos ya estaban conformados y comunicados a las familias”.

López Bueno terminó con una propuesta: trasladar todos los servicios sociales del Concello a las instalaciones del antiguo centro de salud, ahora abandonadas en la Avenida de Santiago.