Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Ahora en política no hay nobleza”

Antonio Rodríguez se jubila después de tres décadas formando parte de los distintos equipos de gobierno del Partido Popular de Lalín en diferentes puestos de relevancia

Antonio Rodríguez, ayer, junto a la bandera de Lalín en el salón de plenos del Concello. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Antonio Rodríguez lleva días recibiendo felicitaciones por su próxima jubilación. Sin embargo, el eterno concejal del Rural de Lalín y últimamente asesor municipal de Obras no acaba de verse lejos de lo que ha sido su particular mundo desde hace 30 años. Este veterano político del PP de Lalín, natural de la parroquia de Gresande, recuerda que antes de hacer su incursión en los entresijos de los asuntos municipales se dedicaba a “la ganadería pero en aquella época ya estaba junto a otro socio en una comercial veterinaria, que sigue funcionando con él al frente. Desde que Crespo me puso dedicación exclusiva lo tuve que dejar”. En cuanto a su nueva vida, Antonio Rodríguez señala que “jubilarse es algo que uno desea pero no espera que llegue” después de llevar en política desde 1991, primero como concejal y desde 2019 como asesor de Obras del Concello de Lalín.

El exedil hace memoria para recordar sus comienzos subrayando que “realmente me animaron a entrar en 1991 en política. Fueron a buscarme dos o tres veces y recuerdo que la primera vez me costó entrar en la sede del Partido Popular porque yo en aquella época era totalmente apolítico”. Finalmente, la perseverancia de José Crespo hizo posible su desembarco en un departamento de los denominados “a pie de calle” por el carácter de su cometido. Porque a Rodríguez si se le da a elegir entre su labor como edil y la reciente de asesor no tiene ninguna duda: “Quizá me gustó más ser concejal que asesor porque el trabajo lo vivías más intensamente. Tenías más trato con la gente. Lo de edil me satisfizo más que la asesoría, seguro. Y eso que es bastante peor porque es un puesto en el que estás siempre en la picota y en el disparadero, pero sin embargo intentar poder resolver los distintos problemas a los vecinos pues fue lo que más valoré toda mi vida”.

Tres décadas de labor municipal dan para muchos recuerdos. De todas formas, Antonio Rodríguez tampoco duda a la hora de destacar la etapa donde más estuvo a gusto al frente de la oficina de Obras del Concello de Lalín. En este sentido, señala de forma contundente que “la mejor época fue en la legislatura de 2011 a 2015 porque había inversiones, dinamismo en el pueblo y diría que fue una legislatura en la que sentamos las bases para que Lalín creciera. En el 99 se aprobó el Plan Xeral pero, después, cuando se empezó a ver el resultado de la ampliación de ese Plan Xeral fue en 2011. Por eso pienso que hasta 2015 fue la etapa mejor vivida por mí como miembro del gobierno local”.

Tampoco ha tenido tiempo de añoranzas un hombre que valora los aspectos humanos de tantos años de dedicación. “Echaré de menos el compañerismo que hay aquí en el Ayuntamiento” dice mientras compara el talante político de sus inicios con el actual. Al respecto, Rodríguez manifiesta que “la política de antes no tiene nada que ver con la actual. Entonces, yo creo que era mucho más sana. Ahora vivimos en un ambiente en el que se intenta sacar puntilla de cualquier tontería y yo creo que la política no debería ser eso”. El exedil y asesor municipal incluso va más allá para indicar que “ahora en política no hay nobleza. Hay navajazos por todos lados pensando sólo en cómo llegar lo más arriba posible. Hablo en general pero es algo que también se traslada a Lalín. De cualquier cosita quieren sacar punta. Incluso ahora con ataques personales, que es algo que nunca sucedía antes. Soy de los convencidos de que ese tipo de actitudes deberían ser de alguna manera desterrados”.

Apoyo a Crespo para que “siga en la Alcaldía”

Antonio Rodríguez se jubila pero no del todo. El agradecimiento hacia la figura de su mentor José Crespo también ocupará parte de su tiempo como jubilado. Preguntado por qué tiene pensado hacer cuando se retire asevera que “en primer lugar, intentar echar una mano a que Crespo, si es candidato, siga en la Alcaldía de Lalín. Sin ánimo de polemizar, los del cuatripartito fueron cuatro años perdidos”. Rodríguez también recuerda que “llevaba Crespo año y medio de alcalde de Lalín y entré con él sin tener ni idea de lo que era la política” para subrayar la lealtad que le profesa al actual regidor municipal, que podrá contar con su ayuda incondicional para revalidar el cargo en las próximas elecciones municipales.

Sergio Riveira, nuevo asesor de Obras municipal

El alcalde José Crespo nombrará hoy a Sergio Riveira como nuevo asesor de Obras de la Alcaldía de Lalín tras la jubilación del que fuera concejal y asesor en los últimos años, Antonio Rodríguez. Riveira ya conoce la labor de gabinete y el funcionamiento interno del Concello después de cinco meses cubriendo la baja del que ahora será uno de sus compañeros en el gabinete. “Aunque los trabajos que ahora desarrollará no estarán relacionados con el departamento de Comunicación, sí serán los relacionados con la tramitación y el seguimiento de expedientes, especialmente, los relacionados con el departamento de Obras” indican desde el Concello. Sergio Riveira es graduado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la USC.

Compartir el artículo

stats