Entre diciembre y enero, la empresa adjudicataria del agua, Aquadeza, cambiará las tuberías de agua y saneamiento en el tramo de la rúa Pintor Laxeiro que discurre entre el entronque con Z y la entrada al parking Europa. El alcalde de Lalín, José Crespo, avanzó ayer que como mucho esta intervención quedará lista en tres meses, antes de la Feira do Cocido. Eso sí, la reforma integral de la calle, que demandaba el BNG en una moción no se iniciará en lo que queda de mandato.

De hecho, no aparece entre las inversiones del presupuesto de 2023. Pero tanto el regidor como su edil de Urbanismo, Raquel Lorenzo, recalcaron que esta calle está entre las prioritarias para un lavado de cara por fuera (aceras más anchas) y por dentro (con recambio de canalizaciones), como se hizo en Monte Faro y otras. Y falta le hace, pues además de tuberías que se rompen hay baldosas levantadas desde hace un par de meses, como recordó Miguel Medela, de Compromiso.

Supresión de barreras arquitectónicas

La moción quedó rechazada por el PP, en aras de esa intervención tras las elecciones del 28 de mayo, gobierne quien gobierne. Sí tuvo el apoyo unánime de la corporación la moción del PSOE en la que Luz Iglesias demandó la elaboración inmediata del plan de supresión de barreras en edificios y en zonas como parques. Recordó que el PP llevaba en su programa electoral este plan. Desde el gobierno, la edil de Cultura, Begoña Blanco, admitió que aún quedan cosas por hacer, pero que ya se corrigió la entrada de la Praza de Abastos, se instaló un aseo accesible en el museo o se hizo un parque en la Praza de Europa. Son también muy contados los locales sociales del rural que aún tienen barreras arquitectónicas.

Comparecencia de Cuñarro

Sin salir del apartado de mociones, el debate fue bastante más agrio en la que defendió Compromiso por Lalín para pedir la comparecencia del edil de Obras, José Cuñarro, por un altercado con una alta funcionaria del Concello y con operarios de la anterior adjudicataria del agua.

La moción quedó rechazada, pero antes Cuñarro echó mano de un audio del responsable de Espina y Delfín en el que explicaba que en las supuestas obras en una finca de los padres del edil se desplazó una tubería hacia la pista para reparar una avería y que se instaló una toma de agua (que puede emplear Protección Civil o que permitirá hacer purgas y controles de cloro) por decisión de la empresa y sin ningún tipo de presión por parte de Cuñarro.

Crespo le aconsejó a Cuiña no dejarse llevar por “vecinos caciques” que intentan meter cizaña entre gobierno y oposición con grandes dosis de “falacias y mentiras”. Pero el alcalde sí tuvo a bien recoger el guante del líder de Compromiso cuando tocó debatir la moción del PP para reclamar una rebaja del peaje de la AP-53, que en 2023 subirá un 9%. Cuiña propuso formular una declaración institucional con el acuerdo de toda la corporación, e ir más allá articulando una manifestación de protesta por el peaje.

Peaje de la AP-53 en Silleda. BERNABE/JAVIER LALIN

Esta declaración se pergeñará en la próxima reunión de portavoces. La moción quedó aprobada con la enmienda del Bloque en la que pide el arreglo del carril derecho, que drena bastante mal cada vez que llueve. Compromiso no votó en la moción (técnicamente, esto es una abstención), y tirando de hemeroteca recordó que el expresidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció una rebaja ya en 2009. Cuiña lamentó que Feijóo no aprovechase para materializar dicha rebaja cuando gobernaba también el PP en Madrid. Desde la Alcaldía, José Crespo se comprometió a que, si él volvía a ganar las elecciones de mayo y el líder popular llega a la Moncloa, logrará una rebaja o bonificaciones. En ese escaso, el Estado tendría que poner 3,2 millones al año. Para la AP-9 aporta más de 30.

Repsol descarta reabrir la oficina

La empresa Repsol argumenta que cerró su oficina de la Praza da Igrexa de Lalín debido “al bajo nivel de actividad” del despacho. Así lo explica en la carta que remitió al Concello, en respuesta a la misiva que le envió a comienzos de mes la corporación reclamando la reapertura del local. Repsol asegura que prescinde de la oficina pero que se da “viabilidad a un buen servicio de reparto en la villa”, a través del teléfono local de la agencia distribuidora (el 986 78 03 20); el teléfono gratuito 900 321 900, la aplicación móvil Pide tu bombona, la web pidetubombona.repsol.es y los trámites administrativos en el propio hogar del cliente, como altas, modificaciones, servicio técnico o pago del producto.

"La empresa asegura que incrementará las rutas de reparto"

Repsol adelanta que mantendrá e incluso incrementará las rutas habituales de reparto. Para las personas que deseen comprar producto fuera del horario comercial, pueden hacerlo en las dos estaciones de las calles Corredoira y González Taboada, así como en el almacén de Butano Galicia en Botos. Esta negativa de Repsol a reabrir el despacho también se abordará en junta de portavoces.

En 2023 quedará amortizado el crédito de la Edusi

El pleno arrancó con una modificación de crédito apoyada por PP y BNG, por importe de 204.217 euros y para pagar 134 facturas. La oposición dejó constancia de son gastos reparados por Intervención (Francisco Vilariño), que hay facturas de eventos celebrados seis meses atrás (Alba Forno) y de que lo lógico serían aprobar la modificación antes del servicio o evento, y no al revés, al tratarse de facturas fuera de contrato (Teresa Varela). Crespo replicó que, cuando el PP recuperó la Alcaldía, hubo un reconocimiento extrajudicial de crédito para abonar 400.000 euros de facturas del gobierno de coalición.

El PP aprobó en solitario un suplemento de crédito de 4.000 euros para pagar la cuota del préstamo de Banco Sabadell suscrito por el anterior gobierno para obras de la Edusi, por 965.000 euros. Tanto Vilariño como Varela lamentaron que el ejecutivo local no eche mano de los remanentes para amortizar este préstamo y así ahorrarse los intereses. Crespo alcanzó que puede quedar finiquitado el año que viene, con lo que las arcas municipales se ahorrarán 112.000 euros de cuota y otros 11.000 de intereses.

Preguntas sobre los cines y repaso al programa electoral

La corporación hizo un receso a las 12.00 horas para asistir a los actos conmemorativos del 25-N. En sus primeras intervenciones, la concejala socialista Alba Forno mencionó la necesidad de trabajar día a día contra la violencia machista, y su compañera Luz Iglesias, ya en el turno de ruegos y preguntas, solicitó la retirada de la campaña de la Xunta Non debería pasar, pero pasa. El PSOE se interesó por cuestiones como la polémica por la adjudicación de plazas del viaje a Escaldes (algo por lo que también se interesó el BNG), y coincidió con Compromiso al preguntar por los cines, una promesa electoral que no saldrá adelante porque la empresa quiere vender las salas, no alquilarlas. El PSOE cuestiona la decisión de tener dos parques caninos y por qué el segundo es más pequeño, y pidió, ya por boca de Mario López, desbrozar una pista en Lagazós.

El BNG quiso saber quién firma las respuestas a las preguntas. Y es que la rúbrica ni siquiera pudo ser descifrada por el secretario. Desde Compromiso, Fernando Vilariño demandó la limpieza del campo de fútbol de Vilatuxe y preguntó cuánto gastó el gobierno local en facturas con reparos suspensivos. Su compañero Rafael Cuiña ofreció un completo repaso de promesas electorales del PP y de las que poco se sabe: un campo de tiro, un circuito de autocross, la nueva grada del Cortizo, las casas-nido para conciliación familiar o la agenda de deporte, cultura y turismo. El ex alcalde también quiso saber si había gestiones iniciadas en la renovación de las depuradoras de Vilatuxe y Prado o la reubicación de la parada de taxis cercana al antiguo consistorio.