Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucía López Ferradáns nnficha personal | Educadora Financiera

“En redes sociales venden la idea de que cualquiera se puede hacer millonario”

“Lo primero que hago con mis alumnos es realizar un análisis de los gastos que tienen durante todo el año, y a partir de ahí, empezamos a trabajar para reducirlos y ahorrar”

Lucía López es la fundadora de Abundanthia. | // PURI AREÁN

En un contexto de crisis como el actual, cada vez resulta más importante lograr alcanzar un punto de estabilidad dentro de la economía familiar. La estradense Lucía López, a través de su proyecto Abundanthia, guía a sus alumnos para que puedan alcanzar una cierta “tranquilidad económica” de la manera más sencilla posible. Esta educadora financiera, formada en Santiago de Compostela por la AEPF, ofrece sus clases a través de internet y cuenta con alumnos de todo tipo y de diferentes puntos dentro del territorio nacional.

–¿A qué se dedica, exactamente, una educadora financiera?

–Se trata de una profesión que aún no es muy conocida entre la sociedad en general. Básicamente, una educadora financiera ayuda a mantener la economía familiar.

–¿Cómo es su modus operandi? ¿Cuál es el proceso que debe seguir un cliente que empieza a trabajar con usted?

–Existen varias formas. La primera es a través del aula virtual, en la que podrán acceder a un curso que enseña a gestionar la economía familiar de las personas. La segunda, sería hacer un plan financiero personalizado, totalmente adaptado al alumno, que ofrece una hoja de ruta con los pasos a seguir para que este pueda conseguir sus objetivos. En definitiva, le ayudo a lograr sus sueños.

–¿Por qué decidió dedicarse a esto?

–Fue un proceso que realicé poco a poco. La idea surgió en el año 2019, al quedarme embarazada de mi segundo hijo. Yo siempre había desempeñado funciones de administrativa en varias empresas, pero mi intención era poder trabajar para mí misma, así que empecé a formarme y aquí estoy.

–¿Qué formación recibió para poder convertirse en educadora financiera?

–La formación la recibí por medio de la Asociación de Educadores y Planificadores Financieros (AEPF), que desarrolla su trabajo en toda España pero tiene sede en Santiago de Compostela. A raíz de conocer al colectivo, me formé y ahora comparto lo que aprendí con ellos.

–Usted guía a las personas para que controlen su economía familiar. ¿Cómo ve a la sociedad en este aspecto? ¿La gente es muy ahorradora o gasta más de lo que debe?

–Pues hay de todo, claro. Pero, lógicamente, la gente que más acude a mí es la que no está cómoda con el resultado económico que obtienen a final de mes o a final de año. Por lo general, la gente ahorra pero no lo suficiente para poder lograr sus objetivos.

–¿Qué tipo de consejos le da a sus alumnos? ¿Les dice, por ejemplo, qué pueden, o no, comprar en el supermercado?

–No, además cada caso es diferente. Pero en general, lo primero que se debe hacer es hacer un análisis anual para saber en qué gasta su dinero el alumno. La gente se sorprende con esto, puesto que se “descubren” gastos a los que no se les daba importancia y que acaban siendo muy relevantes en la suma de todos los meses del año. A partir de este primer análisis, los alumnos deciden si están de acuerdo con lo que ahorran, o si deben reducir algún gasto.

Imagino que habrá casos complicados, en hogares con pocos ingresos. ¿Acude a usted gente con graves problemas económicos?

–Trabajo con gente de todo tipo, pero sí es cierto que el perfil que más recibo es de personas de clase media. En principio, toda la gente con la que trabajo puede alcanzar cierta tranquilidad económica, con un pequeño colchón de dinero por si vienen mal dadas. Pero hay de todo, está el que gana mucho pero gasta aún más, y también el que gana poco y ahorra todos los meses.

–Últimamente tienen mucho éxito en redes sociales un perfil de “gurús” que dan consejos a sus seguidores para hacerlos ricos sin tener que trabajar. ¿Qué opinión te merece esta gente? ¿Es algo similar a lo que tú haces?

–Están intentando vender la idea de que se puede ganar mucho dinero sin trabajar, únicamente con inversiones. Esto está muy bien, pero para llegar a triunfar en el mundo de las finanzas se deben tener grandes conocimientos sobre el tema y, además, trabajar y dedicarle muchas horas. Estos influencers dicen a la gente que resulta fácil convertirse rico de un día para otro.

–¿Cómo se tiene una economía familiar de calidad?

–Se deben trabajar 5 áreas. La gestión del dinero diario, prestar atención a nuestros seguros, contemplar la jubilación, manejar el endeudamiento y la inversión.

“Los niños deben aprender a manejar el dinero”

–Usted trabaja habitualmente con niños. ¿A qué edad cree que se les puede empezar a hablar de dinero?

–Personalmente, creo que desde que son muy pequeños. Está claro que a un niño pequeño no le puedes hablar del Euríbor o de inversiones, pero sí que hay mecanismos para que se empiecen a relacionar con el dinero. Por ejemplo, yo tengo dos hijos pequeños, de 6 y 2 años. El mayor ya comprende por qué no podemos comprar todo lo que quiere cuando vamos al supermercado. El pequeño, todavía no, pero tiene una hucha en la que va guardando su dinero y, poco a poco, va relacionándose con él. A veces, ellos mismos llevan su dinero a la tienda, así aprenden a gestionarlo. Creo que es importante que los niños se relacionen con el dinero de forma natural. Otro paso que pretendo dar en Abundanthia es dar clases a otros colectivos.

–¿Por ejemplo?

–Pues me parece muy interesante empezar a trabajar con mujeres. Creo que es importante, porque somos nosotras las que solemos gestionar la economía familiar, aunque desde fuera quizás no se vea así. Es un proyecto en el que me gustaría embarcarme pronto.

Compartir el artículo

stats