BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galitec e Iconsa, camino de la liquidación, pero con solvencia para pagar las nóminas

La CIG estima que las empresas gozan de liquidez para satisfacer los salarios pendientes | Algunos empleados ya se fueron a otras compañías

Sede de Galitec, en el área empresarial de Bergazos, en Lalín. BERNABE/JAVIER LALIN

Los sindicatos mantuvieron ayer un esperado encuentro con la administración concursal de la sociedad Galitec Desarrollos Tecnológicos con el objetivo de conocer la situación de una firma que, según un informe del pasado mes de junio, acumulaba deudas por más de 12 millones de euros y entonces proponía a sus acreedores una quita por el 50% de sus obligaciones. Poco después FARO DE VIGO avanzaba también que Iconsa, del mismo grupo empresarial, planteaba un convenio semejante a sus acreedores para aliviar su deuda superior al medio millón de euros.

En el encuentro de ayer con la administradora concursal intervino el secretario comarcal de la Confederación Intersindical Galega (CIG), Marcos Conde, quien aseguró que tanto Galitec como Iconsa están condenadas a entrar en un proceso de liquidación y por eso ahora lo que demandan los trabajadores es que se puedan agilizar los trámites administrativos para hacer efectivo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción y así tener las manos libres para insertarse en el mercado laboral. Según Conde, en esta situación ya están algunos de los 40 empleados incluidos en un expediente de regulación de empleo temporal pues la propia legislación les permite compatibilizar el desempeño de sus funciones en Galitec [en torno a otros 40 están afectados por el ERTE de Iconsa según fuentes sindicales] con trabajos en otras empresas.

A juicio del representante de la CIG con 25.000 euros se podrían satisfacer las cuantías de las nóminas pendientes a los empleados de Galitec y la empresa estaría en condiciones de asumir este montante económico. Otra cuestión más compleja será gestionar las indemnizaciones que le corresponden a cada empleado en función de su categoría o antigüedad, aunque en este caso se tratará de buscar la intervención del Fogasa. Según Conde, la compañía, a pesar de su situación, podría llenar su caja con ingresos pendientes de obras realizadas para las administraciones púbicas que todavía no cobró, pero en ningún caso estaríamos hablando de cantidades que permitiesen remontar a ninguna de estas dos firmas lalinenses.

En enero, Galitec comunicaba a las centrales sindicales su intención de aplicar un ERTE para su treintena de empleados. Días después el plantel aceptaba la propuesta y mostraba su compresión acerca de los problemas de liquidez que arrastraba la firma. Y hace ahora cuatro meses la empresa trasladaba a sus cientos de acreedores un convenio para saldar un pasivo que asciende a algo más de 12 millones de euros, de los que el 64% corresponde a obligaciones con ocho entidades financieras. Pero además ya había presentado preconcurso de acreedores el 3 de enero ante el juzgado número 1 de lo Mercantil de Pontevedra.

En el convenio propuesto por la compañía se indica que fue constituida en 2005 y su objeto social consistía en instalación de sistemas de aspiración centralizada, de fontanería, calefacción, gas y aire acondicionado, energías renovables, comercialización de productos relacionados con estas actividades y el suministro y colocación de materiales de construcción. La dirección de la firma aduce que llega a esta situación sobre todo “por el crecimiento rápido, voluminoso y descontrolado, no existiendo el control necesario”. También indica que se dispararon las inversiones de manera extemporánea y se ejecutaron obras a toda costa con presupuestos mal calculados y se llevaron a cabo “obras de manera deficiente, lo que ha hecho que los gastos de aprovisionamiento se disparen”.

Compartir el artículo

stats