Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos optan por repetir el alumbrado navideño pero ajustan las horas de encendido

Vila de Cruces lo apagará a la misma hora que el de los escaparates | A Estrada prefiere destinar los 40.000 euros de la pista de hielo a dinamización

Alumbrado navideño del año pasado en la Rúa Colón, de Lalín. | // BERNABÉ/ANA AGRA

Días atrás, el gobierno estatal anunció que el alumbrado navideño queda excluido del paquete de restricciones en el consumo energético que está en elaboración. Eso sí, rogó a los municipios que racionalicen los consumos en los espacios públicos, para gastar menos energía y de paso ahorrar en la factura. Y no es para menos. Silleda, por ejemplo, en el pleno de septiembre tuvo que aprobar una modificación de crédito de 500.000 euros, destinados a la partida que cubre la factura de la luz.

Por este motivo, Silleda está ahora inmersa en una “valoración profunda” de cómo abordar el alumbrado, y valora poner en marcha un reglamento interno para la luz de las instalaciones públicas. El año pasado, el gasto en iluminación navideña en Trasdeza fue de casi 15.000 euros. Su concello vecino de Vila de Cruces empleó 6.000, y sí tiene claro qué hará estas Navidades: va a poner los mismos arcos y motivos que el año pasado, con tecnología LED, pero los apagará a las 22.00 horas. Es la misma hora a que deben apagarse la iluminación de los escaparates, como recoge el Real Decreto-Ley de Medidas de Sostenibilidad Económica que quedó aprobado en agosto para reducir el consumo de energía en edificios administrativos, recintos públicos, y comercios.

¿Encenderlo en noviembre?

La implantación de sistemas LED tanto en la iluminación pública como en el alumbrado navideño, en muchos casos gracias a ayudas del IDAE, ya ayuda a reducir el consumo. Es lo que indica el concejal de Promoción Económica de A Estrada, Óscar Durán. “El consumo aumenta muy poco, tenemos que pensar que antes había que poner, por ejemplo, un cuadro eléctrico” para suministrar energía a esos arcos navideños. A Estrada tiene claro que no va a entrar en esa especie de paranoia colectiva de muchos municipios de encender el alumbrado navideño ya en noviembre para captar turistas. En la capital de Tabeirós suele estrenarse días antes del puente festivo de la Constitución.

El gobierno local ya trabaja en un programa especial, con animación por las calles, y es más que probable que este año prescinda de la pista de hielo, otra moda que se extendió también a Lalín y a Santiago. La pista de hielo y la carpa le cuestan a A Estrada la friolera de 40.000 euros, una cantidad “que se puede destinar a otras actividades de dinamización”, explica Durán. A Estrada, además, hace años que dispone de ayudas extra para el colectivo de empresarios, con el fin de dinamizar el centro durante las fechas navideñas.

A Estrada ya trabaja en un programa que incluirá animación por las calles

decoration

De regreso a Deza, en el concello de Rodeiro están a la espera de la propuesta que les realice la empresa. La concejala de Economía, María Simón indica que otros años el alumbrado navideño solía apagarse entre las 23.00 horas y la medianoche. En función de cómo este la situación económica para esas fechas, podría incluso adelantarse. “También podríamos contener el gasto energético y económico encendiéndolas más tarde. Otros años, en función de si llovía o no, solían encenderse en torno a las ocho de la tarde”, recuerda.

Rodeiro tiene la particularidad de que emplea las luces navideñas para las fiestas de San Vicente, a mediados de enero. Eso sí, retira otros motivos exclusivamente navideños como el pino. y demás adornos típicos de estas fiestas. Entre que rematan las Navidades y llegan los festejos del patrón, las luces están apagadas. María Simón recala que “el coste no está en la instalación, sino en la factura por el consumo”. En las Navidades de 2021, Rodeiro gastó en torno a 2.700 euros.

En cuanto a Agolada, también va a mantener el mismo número de arcos, como indicaron desde Vila de Cruces. Optará, como este municipio y Rodeiro, por reducir la franja horaria en que van a estar encendidas, para evitar que se dispare la factura de la luz. Por último, a falta de conocer las previsiones de Dozón y Forcarei, el año pasado gastaron, respectivamente, 2.000 y 12.000 euros.

Acciona-Aluvisa asume los costes en Lalín

Como ya ocurrió en las Navidades del año pasado, el alumbrado navideño no le costará nada a las arcas lalinenses. En julio de 2021 quedó aprobada la adjudicación del contrato del alumbrado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Acciona-Aluvisa. Este contrato incluye la asunción de los gastos de iluminación tanto en las fiestas patronales de As Dores como en las fechas navideñas. E contrato de esta UTE es por 12 años, a razón de 1,09 millones de euros por ejercicio.

Por tanto, y tal y como recuerdan fuentes municipales, las luces de Navidad no van enganchadas al alumbrado público, ya que existe un convenio con las eléctricas y se paga un precio que va a cargo de esta UTE. Por el momento, el Concello de Lalín desconoce cuál será el despliegue del alumbrado y demás ornato para estas Navidades. En 2020, el gasto en alumbrado navideño en Lalín fue de 17.000 euros.

Más de un centenar de arcos

El año pasado, la capital dezana contó durante las fiestas más entrañables del año con 105 arcos repartidos por todas las rúas del casco urbano, amén de elementos singulares en distintos, puntos, como arcos con la leyenda ‘Feliz Nadal’ en las entradas a la villa, o un árbol de 12 metros de alto en la Praza de Galicia. Hubo, además, un cono de tres metros de alto en la Praza de Abastos e iluminación en cuatro rotondas de acceso al casco, así como en el entorno de las Aldeas de Nadal. Por cierto, el año pasado fue la primera vez que Lalín disfrutó de la citada pista de hielo, instalada en la explanad del centro comercial Pontiñas Gadis.

Compartir el artículo

stats