La parroquia agoladesa de Brántega registró ayer el vuelco de un tráiler cargado con 150 cerdos. Tras el incidente, del que se informó a los servicios de emergencia a las 10:30 horas se personaron agentes de la Guardia Civil de Tráfico, voluntarios de Protección Civil y los bomberos del Parque Intercomarcal.

Estado en el que quedó el tráiler volcado. | // BOMBEIROS

Estos últimos fueron los encargados de retirar del vehículo a los animales que habían fallecido, un total de noventa, entre los que murieron tras el impacto y los que tuvieron que ser sacrificados posteriormente. Los sesenta animales restantes fueron trasladados de nuevo a la granja agoladesa desde la que partían, tras ser agrupados durante varias horas puesto que muchos de ellos se escaparon por el monte. Uno de los tráileres propiedad de una empresa portuguesa, que también es dueña de los animales, fue el encargado de llevar de nuevo a los cerdos a su lugar de partida.

El ganado porcino fallecido fue recogido por la Gestora de subproductos de Galicia (Gesuga), la cual se encarga de la recolección de animales muertos para su posterior transformación y de la gestión integral de los subproductos cárnicos no destinados al consumo humano

Los primeros indicios muestran que el incidente pudo ser provocado por un despiste del conductor, que acomodó una de las ruedas en un lateral y, debido a la pesadez del vehículo hizo que este volcara. Por fortuna el conductor salió por su propio pie y no presentó daños, por lo que no fue necesario trasladarlo a ningún centro hospitalario. Distinta suerte corrió uno de los bomberos a cargo del operativo de vaciado del tráiler, puesto que mientras trasladaba a los animales fallecidos al exterior se golpeó con una de las barras con la que se ayudaba para realizar estas labores. El golpe provocó que el trabajador fuera trasladado al centro de salud para recibir atención sanitaria. El herido se encuentra en buen estado y su parte de lesiones indica que padece una rotura de fibras en una pierna que lo tendrá de baja entre un mes y un mes y medio.

Incidentes similares

El accidente acontecido ayer no fue el único de esa índole registrado en los últimos años por la zona. Los datos muestran que los volcados de camiones que portan ganado porcino son más habituales de lo que parecen. Según explican los bomberos esto se debe a que, durante el transporte, no se sabe si como consecuencia de una distracción por parte del conductor o bien porque las carreteras son demasiado estrechas e imposibilitan maniobrar de otra forma, los transportistas suelen meter las ruedas en los arcenes lo que provoca que el vehículo se desestabilice y termine volteado.

Asimismo, la alta tasa de mortalidad de los cerdos tampoco es algo novedoso ya que, en los sucesos más recientes protagonizados por estos animales, son varias las decenas que fallecieron en el acto o que posteriormente tuvieron que ser sacrificadas. Esto se debe a que al volcar suelen quedar unos encima de otros lo que termina por provocar su muerte por asfixia.