Hasta 64% DTO Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo de los 4.000 años

Los asistentes a la fiesta, ayer, en el campo de la fiesta de Donramiro. | // BERNABÉ/BÁRBARA CUIÑA

Cerca de 80 lalinenses nacidos en 1972 se citaron ayer en la Carballeira do Montserrat de Donramiro, aprovechando los festejos de esta parroquia, para celebrar un cumpleaños conjunto. Todos soplaron, o lo harán en lo que resta del año, 50 velas y pensaron que la ocasión merecía un encuentro a lo grande en el que compartir una jornada de recuerdos, humor y amistad.

La idea comenzó a fraguarse meses atrás después de que Gonzalo Ferreiro Rodríguez, con ayuda de Luz Lázara Pérez, contactase con la treintena de personas que habían participado diez años atrás en una comida en el Bar Suso de Donramiro para celebrar el 40 cumpleaños. “Entonces les dije que teníamos que volver a juntarnos por los 50 años y me puse en ello. Primero creé un grupo de guasap y después le fuimos comentando a la gente que avisasen a los que quisiesen venir; empecé con esto el pasado mes de marzo”, comenta Ferreiro, suboficial de la Armada.

En torno a las dos de la tarde comenzaron a llegar los primeros comensales a la carpa. Entre abrazos y besos surgieron los primeros recuerdos de los presentes, la mayor parte procedentes de Lalín, pero también de localidades como Silleda, A Bandeira, Vila de Cruces e incluso uno llegado desde Francia. La conexión entre esta generación surgió en el colegio, cursando estudios en el IES Ramón Aller o en el entonces llamado instituto de FP, además de casos de amistades que parten casi desde la cuna por lazos familiares o amistades comunes. Aunque finalmente eran 80, en principio estaba previsto que acudiese un centenar de personas. “Como siempre pasa en estas cosas hay gente que por un asunto u otro no pudo venir”, apunta el organizador.

Bajo una carpa con servicio de catering contratado a un establecimiento de Rodeiro disfrutaron de una comida a base de churrasco, empanada, bica y bebidas... muchas bebidas. La intención de los presentes era extender la sobremesa hasta el comienzo de la verbena de O Montserrat, pero algunos pensaron que quizá eran demasiadas horas de celebración.

Entre los asistentes estaban cincuentones de múltiples profesiones como ejecutivos, políticos, comerciantes, empresarios, militares, funcionarios, hosteleros, o bomberos. También representantes públicos como el exalcalde y portavoz de Compromiso por Lalín, Rafael Cuíña; la concejala de Comercio de Lalín, Karen Fernández Lamela; o el eurodiputado socialista Nicolás González Casares.

Después de esta jornada quizá alguno haya pensado en la conveniencia de repetir este encuentro en diez años, ya todos sesentones. Ojalá que así sea y que tanto todos los que acudieron ayer como los que no pudieron acudir vuelvan a abrazarse.

Compartir el artículo

stats