Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semillas voladoras

La empresa Aerocámaras de Lalín crea un método de reforestación con drones que está en trámites de negociación para implantarse en las administraciones

Plano aéreo de uno de los drones durante las tareas de reforestación.

Galicia continúa siendo una de las principales comunidades autónomas que más afectadas se ven por los incendios forestales, por ello, y ante la comprobación de esta problemática durante años, la empresa Aerocámaras de Lalín ha creado un método de reforestación con drones.

Estos pequeños vehículos aéreos no tripulados pueden identificar cuales son las mejores zonas para plantar las semillas. La entidad afirma que en múltiples ocasiones las zonas no se reforestaban debido a diversas causas. Ante esto, y gracias a que ellos manejan unas amplias plataformas aéreas y tienen un gran desarrollo en I+D, se lanzaron a crear unos drones que pudieran ser de utilidad en la plantación de semillas en los bosques carbonizados. Gracias a esta iniciativa se ha podido comprobar cómo se pueden reducir tanto los costes, como los riesgos y el tiempo.

A pesar de que la tecnología de drones ya está creada, conseguir que estos aparatos viertan la semilla en el lugar correcto ha supuesto mucho trabajo y dedicación, ya que para lograrlo fue necesario realizan multitud de pruebas y cambios hasta lograr la perfección. Durante el desarrollo de este proyecto se han llevado a cabo estudios, en consonancia con medios forestales, para analizar el daño provocado en las zonas quemadas. Tras esta actividad se procedió a realizar un plan de trabajo junto con un recorrido aéreo sobre los diferentes terrenos. Con esto, se pretendía obtener datos de cálculo que permitieran que al disparar las semillas quedara la distancia suficiente entre los árboles.

El director de I+D y CTO de la entidad lalinense, Borja Blanco Burés, explica que una vez que se había alcanzado el prototipo se pudo comprobar que tal y como se preveía, los tiempos de plantación se habían reducido y además muchas de las semillas implantadas mediante este método presentaban una mayor tasa de supervivencia que las colocadas manualmente, puesto que estas llevan incorporado un sustrato propio. Otro aspecto positivo de esta nueva tecnología es que los drones están programados para poder realizar tratamientos aéreos que permitan crecer los árboles plantados.

Blanco destaca que con esta metodología se pueden llegar a sembrar hasta 10.000 árboles al día, algo que si se equipara con la labor humana no tiene comparación. Hasta la fecha, la empresa cuenta con tres equipos completamente operativos, que podrían realizar las tareas de reforestación en cualquier momento. Dos de ellos tienen implantado un método ordenado y el restante uno desordenado. Además, dependiendo de la zona que se quiera repoblar se pueden llegar a lanzar hasta 100.000 semillas. Los equipos pueden alcanzar distancias de entre 5 y 10 kilómetros con el punto de control, pero están programados para operar en un radio de un kilómetro aproximadamente.

Administraciones y costes

La empresa Aerocámaras, que lleva año y medio desarrollando esta idea, está en conversaciones con las distintas administraciones para poder aplicar este método. Incluso la entidad está dispuesta a dar cobertura no solo autonómica sino también nacional, ya que alegan que los tiempos de respuesta son muy cortos. La compañía tampoco descarta por el momento la posibilidad de colaborar con ayuntamientos, o instituciones un poco más pequeñas mientras se espera alcanzar un acuerdo a gran escala.

Por otra parte, también confían en que en un periodo breve de tiempo puedan alcanzar la fase de industrialización, que es lo último que les queda por lograr, ya que tienen un prototipo funcional muy avanzado.

Aunque se trata de una tecnología puntera e innovadora, la compañía vaticina que el coste del producto final en el mercado no será muy elevado. Sobre todo si se compara con el gran desembolso que ha supuesto su creación tanto con los mecanismos, el software y las pruebas de campo, entre otros gastos, lo cual genera que el coste acumulado de personal y de aprovisionamiento sea alto.

Concentración de BMW

Los drones de Aerocámaras capturarán desde el cielo a los coches más clásicos de BMW y los diseños más rompedores de la marca durante la concentración de hoy en Lalín. Organizado por LaKDD, los participantes harán un recorrido donde, desde varios puntos estratégicos del trayecto serán grabados por los pequeños vehículos aéreos. El recorrido se iniciará desde el concesionario Celtamotor de Lalín y pasará por lugares como el Monasterio de Oseira o el Parque Cerrado Fogar de Breogán. Esta edición será muy especial para los amantes del motor ya que llega después de dos años de espera, tras la pandemia del coronavirus. Por ello, el evento contará por primera vez con la grabación de planos aéreos panorámicos de los coches y del paisaje.

Compartir el artículo

stats