Esta mañana, a las 6:00 horas se produjo un incendio en Lalín, en un alpendre que contenía varios aparatos eléctricos. Concretamente, el fuego tuvo lugar en Pareizo, Goiás, y una vez extinguido del alpendre no quedó en pie más que la estructura. Según la información aportada por el GES de Lalín, se trataba de un pequeño cobertizo con cocina, baño y un sofá, además de varios bienes que fueron calcinados por las llamas. Las primeras hipótesis apuntan a que el fuego pudo crearse por un cortocircuito.

El concejal responsable de Protección Civil, Pablo Areán se acercó hasta el lugar para visualizar los daños y ofrecer a los afectados la ayuda que necesiten por parte del ayuntamiento. Estos declararon que comenzarán los trámites con el seguro. El edil resaltó que “los servicios de emergencia de Lalín recibieron la llamada sobre las 5:45 de la madrugada y actuaron de inmediato para apagar el fuego".

Areán manifestó que "por la información que nos trasladan los propietarios, fue un vecino vinculado al sector lácteo que comenzando su jornada, se dio cuenta del fuego. Este dio el aviso al pedáneo de la zona, que es familia de los vecinos afectados, y con los que contactó al instante".

Los propietarios del merendero, que está situado a unos metros al lado de su vivienda, comenzaron las labores de extinción, y Pablo Areán también resalta que "los servicios de emergencia se desplazaron rápidamente al lugar y continuaron con la tarea, apagando el fuego".

El concejal también explicó "que el merendero era una sólida construcción, de unos 100 metros cuadrados, completamente equipado con mobiliario, y es impactante ver el estado en el que quedó reducido a cenizas y con los elementos de piedra, como una mesa de 7 metros, completamente fragmentados". Durante la visita de Areán, numerosos vecinos y conocidos acudieron al lugar para mostrar su apoyo a la familia y preocuparse por la situación.