Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada, la tierra de las 150 fiestas

El municipio superó este año las cifras prepandemia de celebraciones, con una media de casi tres por parroquia

La verbenas contaron este año con una gran respuesta en A Estrada. |

La temporada de fiestas parroquiales en A Estrada entra en su tramo final y lo hace dejando la sensación de que ha sido un año para el recuerdo. Tras dos años condicionados por la pandemia, las fiestas regresaron al municipio estradense y lo hicieron con fuerza. Fin de semana tras fin de semana, las diferentes celebraciones repartidas por el rural estradense reunían a cientos de personas en el campo de la fiesta, con fotografías y vídeos que recorrían las redes sociales y que mostraban la marea de gente reunida para la ocasión. Sin embargo, no ha sido solo un gran año en cuanto a afluencia sino también en cantidad. Según los datos recogidos por el Concello de A Estrada, este año se celebraron en el municipio 150 fiestas de diferente tipo, una cantidad que supera incluso las cifras de calendario anteriores a la pandemia.

“Había ganas de fiesta”, reconoce el edil de festejos de A Estrada, Gonzalo Louzao, al analizar unas cifras en las que se incluyen tanto las fiestas por el rural, como las del casco urbano, los festivales folk o las fiestas gastronómicas. En los tres últimos casos sin embargo, las cifras aportadas no son muy altas, ya que el municipio cuenta con pocas propuestas gastronómicas y festivales, más allá de las ya consolidadas como la Festa do Salmón, el Año ao Espeto, la Festa da Sidra o As Nosas Músicas de Couso, entre otras.

De esta manera, la mayor parte de las peticiones de celebraciones recibidas por el concello vienen de las parroquias, donde cada año se organizan celebraciones de mayor o menor tamaño pero que en la mayor parte de los casos abarcan dos jornadas. Louzao señaló que, teniendo en cuenta que A Estrada cuenta con 51 parroquias, las 150 fiestas dan casi a tres por cada una de ellas, aunque se trata de un dato engañoso. En total se organizaron fiestas con verbena en 35 parroquias, en algunas de las cuales hay más de tres celebraciones.

Analizando el calendario, el edil de festejos estradenses explicó que la mayor parte de las fiestas se concentraron durante la primavera, con varias celebraciones que hacía tiempo que no se organizaban y que se recuperaron este año. La parroquia de Nigoi, abrió la temporada con las fiestas patronales de la Candeloria con una verbena organizada en una semana y que consiguió reunir a unas 3.000 personas en pleno mes de febrero. Ese fue el punto de partida de una serie de fiestas que contaron con una gran asistencia. Cabe destacar además que muchas de estas celebraciones lograron contar con orquestas de primer nivel a pesar de su alto coste, algo a lo que ayudó el ahorro durante dos años sin poder organizar los festejos.

Las seis clásicas

Entre las 150 celebraciones organizadas este año Louzao señala a seis de ellas como las clásicas. Se trata de fiestas de gran tradición y que cuentan con fechas fijas de organización, por lo que pueden cuadrar en fin de semana o no, contando pese a ello con una gran afluencia de gente cada año. Serían el San Paio de A Estrada, la referencia a finales de junio; la Rapa das Bestas, una fiesta que va más allá de su carácter lúdico; As Neves, de Arnois; el Amparo de Berres; la Santa Margarita de Callobre; y el San Xorxe de Cereixo.

Festivales folk

As Nosas Músicas de Couso

Durante la década de los noventa, los festivales folk se convirtieron en una moda. Por toda Galicia comenzaron a organizarse este tipo de eventos, desbancando en muchos casos a las tradicionales verbenas con orquestas. Sin embargo, con el paso de los años, muchos de estos festivales fueron desapareciendo, perdiendo en su mayoría esa batalla con las verbenas. A Estrada no fue una excepción en esa tendencia. Se pusieron en marcha muchos festivales folk pero solo terminaron perviviendo los más consolidados. Es el caso de As Nosas Músicas de Couso, celebrado con éxito el fin de semana pasado, o del Folk de Raíz de Callobre, que también reúne a numerosas personas. Más allá de ellas, aparecen festivales esporádicos como los de Guimarei, San Xorxe de Vea o Ouzande.

Fiestas gastronómicas

Festas dos Callos de Matalobos

Al contrario de lo que ocurre en otros municipios gallegos, A Estrada cuenta con pocas fiestas gastronómicas entre su oferta lúdica. Dos de ellas se ubicarían precisamente en la propia A Estrada. Una sería la histórica Festa do Salmón, una celebración ya plenamente consolidada, y otra es la pujante Festa da Sidra, que cada año gana adeptos, amenazando incluso la consideración del salmón como la fiesta gastronómica más representativa del municipio. A mayores se encuentras otras como la reciente Festa do Escalo en Couso, la Festa dos Callos de Matalobos, el Año ao Espeto de Loimil o la Fiesta del Jabalí de Ribela. Se trata sin embargo de una cifra muy reducida en comparación con otras zonas y más teniendo en cuenta la cantidad de parroquias que tiene A Estrada.

Compartir el artículo

stats