El vicepresidente segundo y conselleiro de Presidencia, Justicia y Deportes, Diego Calvo, y el alcalde de Silleda, Manuel Cuíña, firmaron ayer el convenio para realizar las obras de mejora energética en la nueva casa consistorial. Con respecto a esta iniciativa, la Xunta destinará 249.515 euros a la instalación y adaptación del edificio consistorial a la red de calor con biomasa existente en la localidad. Al acto de firma acudió también la directora general de Administración Local, Natalia Prieto.

De esta manera, el gobierno gallego financia más del 80% del coste total del proyecto, superior a los 303.000 euros. Las partidas se efectuarán en dos pagos anuales, con 99.515 euros en 2022 y los 150.000 restantes en 2023. La actuación va a permitir la conexión de la nueva Casa do Concello a la red de calor District Heating ejecutada en 2021 con fondos Feader. El objetivo es garantizar un alto rendimiento energético en un edificio predominantemente solar y que apenas necesitará energía para su funcionamiento. Así se prevé “una reducción de 19,33 toneladas de dióxido de carbono anuales”, señaló Diego Calvo.

El vicepresidente segundo explicó que la obra, cuyo coste en esta primera fase es de 1.628.012,83 euros, permitirá la instalación de maquinaria específica como intercambiadores de calor, bombas y unidades de renovación de aire, además de distintos sistemas como suelo radiante, puntos de abastecimiento de agua caliente y climatización. Se habilitarán también lugares en los que albergar las instalaciones y se realizarán obras de mejora del sistema de aislamiento térmico exterior.

Asimismo, durante su intervención, Diego Calvo señalo que “formalizar el contrato era un compromiso que estaba encima de la mesa y que teníamos que cumplir”. Además aprovechó la ocasión para admitir que esta puede ser una obra de referencia, “ya no solo por trasladarse y dar mejor servicio a los vecinos, sino también por esa conexión con esa red de calor que va a hacer que el edificio sea más eficiente, con coste energético casi cero.” remarcó el vicepresidente segundo. Dentro de su discurso también mostró su expectativa para que todo vaya bien, “que no haya ningún problema que eso es lo importante, más allá del plazo final”. Lo importante asegura es que “el uso final que se le da y como quede, cumpla con todas las expectativas, que estoy seguro que tienen depositadas todos los vecinos de Silleda” finaliza Calvo.

Por su parte el alcalde quiso destacar el trabajo conjunto con la directora general de la Administración Local, Natalia Prieto y habló sobre la importancia de la colaboración interadministrativa para “lograr proyectos tan necesarios” recordando la cofinanciación de la Deputación de Pontevedra con una partida de 713.000 euros o la búsqueda de Fondos Europeos a través del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos para las Entidades Locales, aun pendiente de concesión.

Cerca de un millón de euros

El convenio de colaboración se enmarca en el apoyo de la Xunta a los ayuntamientos en materia de desarrollo sostenible. Según apuntó Diego Calvo, en esa misma línea, se invierten este año 11,3 millones de euros en el Fondo de Compensación Ambiental para financiar los costes de funcionamiento y equipamientos de los servicios municipales relacionados con la protección del medio. A mayores, las administraciones locales se benefician de la orden de infraestructuras de uso público dirigida a los ayuntamientos de menos de 30.000 habitantes, que este año suma 3,5 millones de euros.

En el compendio de estas iniciativas en relación a los servicios y las estructuras municipales, el ayuntamiento de Silleda recibió en los últimos años cerca de un millón de euros. De esta manera, se trata de facilitar el desarrollo equilibrado del territorio gallego, de forma que los distintos consistorios puedan prestar servicios de calidad a los vecinos con independencia de su lugar de residencia, en favor de la calidad ambiental y de la prevención y mitigación de efectos adversos sobre el medio rural.