La portavoz del PP de Forcarei Belén Cachafeiro ha denunciado el “caos económico” que ha “instaurado” la alcaldesa Verónica Pichel en el Concello forcaricense. Los populares se hacen eco de las informaciones recibidas a través de varias empresas que manifiestan sus dificultades para cobrar en un plazo razonable los trabajos realizados para el ayuntamiento.

“Ya no solo se trata de incumplir un plazo legal como el de pago a proveedores que debería servir para conseguir una mayor tranquilidad entre nuestras empresas, sino que con los fuertes retrasos en los pagos, en casos superiores ya a cuatro meses, hay empresas que están teniendo problemas derivados de esta situación”, afirma Belén Cachafeiro. “Alguna de estas empresas por problemas de solvencia tuvo que dejar de realizar sus servicios, y otras, como es el caso de la concesionaria del SAF, están apurando negociaciones sindicales para evitar tener que recurrir a suspender los pagos. ¿Y que hace el gobierno? Absolutamente nada. No le importa lo que pase con las empresas del pueblo mientras sigan teniendo dinero para derrochar para sus afines, y puedan malgastar en asistencias técnicas y asesores sin que esto sirva para mejorar nada en eficiencia; no le importa que las trabajadoras del SAF se queden sin cobrar, porque la empresa no es capaz de soportar más impagos”

Tal es la situación que, según el Grupo Popular, este mes hubo incluso retraso en los pagos de la nóminas de los trabajadores municipales, lo que dificulta su bienestar, tensa la situación laboral y tranquilidad del los mismos. “Ha acabado afectando al funcionamiento diario del Concello, todavía más del que de por sí provoca el descontrol interno de una alcaldesa que no está a lo que hay que estar”, afirma Cachafeiro.

“Nos preguntamos cuál es su prioridad, aunque es una pregunta fácil porque ya tenemos la respuesta, ninguna. Solo gastar de manera superflua y dejar en la estacada a empresas y vecinos. Su política consiste en mucho postureo pero nada de contribuir a hacer las cosas en tiempo y forma ni a darle cierta estabilidad a las empresas locales. Todo son retrasos, explicaciones y dar largas, y seguir incrementando la burbuja con innecesarios e indebidos”. El PP cita en este caso los 103.000 euros aprobados en pleno para colaborar con la Diputación en el arreglo de una pista propiedad del ente provincial.