Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción de las pistas de atletismo de A Estrada entra en su segunda fase

La obra de demolición, excavación y consolidación de la superficie ubicada en la Agasp finalizó en julio | Los técnicos realizan las cartas previas a la llegada de la maquinaria

Estado de los terrenos ya preparados en el entorno de la Agasp. | // BERNABÉ/ANA AGRA

Los trabajos previos duraron más de lo previsto pero finalmente el proyecto de construcción de las pistas de atletismo de A Estrada ha entrado en su segunda fase. En las últimas semanas técnicos de la firma Covsa, adjudicataria de la construcción de esta nueva instalación deportiva, han trabajado sobre el terreno para preparar las cartas topográficas previas a la llegada de la maquinaria. Esta se espera de manera inminente, aunque al estar metidos en el mes de agosto, podría retrasarse varias semanas. Sea como sea, la firma cuenta con un plazo de ejecución que finaliza en el mes de mayo de 2023, cuando debe estar finalizada una obra financiada en gran parte por la Deputación de Pontevedra.

Las excavadoras iniciaron a mediados de abril los primeros trabajos junto a la piscina climatizada de la Academia Galega de Seguridade Pública (Agasp) de A Estrada. La firma Excavaciones y Transportes Ivanca SA fue la encargada de llevar a cabo esta primera fase del proyecto, con un presupuesto de 152.000 euros. El plazo para llevarlo a cabo era inicialmente de dos meses pero se extendió más de lo esperado. La concesionaria se encontró con problemas a la hora de excavar el monte situado junto a los terrenos sobre los que ya se levantaban unas pistas deportivas y la gran estructura de cemento. El objetivo era ganar una gran cantidad de espacio hacia el monte anexo pero se toparon con una piedra de grandes dimensiones que tuvieron que ir deshaciendo. Toda la tierra que fueron sacando de esa excavación se fue usando para ganar altura y nivelar la zona sobre la que ahora se construirán las pistas.

Estos trabajos finalizaron el día 6 de julio, dejando todo listo para el comienzo de la segunda fase, que está en manos de la empresa Construcciones Obras y Viales S.A (Covsa), la única que presentó su propuesta a llevar a cabo un proyecto complejo con un presupuesto de 1.187.868 euros. De ellos, 800.000 son aportados por la Diputación a través del Plan Reacpon y 460.000 por el Concello.

En las semanas siguientes a la finalización del nivelado y compactado, técnicos de la firma Covsa comenzaron a trabajar sobre el terreno. El paso inicial es la preparación de las cartas topográficas necesarias para terminar de perfilar el proyecto y comenzar a trabajar sobre el terreno. Por delante tienen todavía muchos meses para llevar a cabo la obra, aunque la llegada del invierno y las lluvias podría complicar la labor al ser necesaria poca humedad para la instalación de las pistas.

Mientras se aguarda por llegada de la maquinaria, el Concello sigue dando forma al proyecto que permitirá dotar a estas pistas de atletismo de un ambicioso módulo anexo cubierto. Este se financiará gracias a un millón de euros que ya ha comprometido la Secretaría Xeral para o Deporte y otro millón que tiene reservado el Concello. Es necesario sin embargo que finalice primero la construcción de las pistas para poder iniciar esta tercera fase del proyecto que permitirá que A Estrada cuente con unas importantes instalaciones de atletismo en el centro de Galicia.

Cambio de la carpintería del Coto Ferreiro

El pabellón Coto Ferreiro de A Estrada cumple cuarenta años, una larga vida para la que ha sido y sigue siendo una de las principales instalaciones deportivas del municipio. Los años sin embargo han ido pasando factura a esta construcción a pesar de las diferentes mejoras que se le han ido realizando. El Concello quiere ahora darle un nuevo lavado de cara. En las últimas semanas se realizó una mejora de la superficie en las dos entradas y en el acceso al gimnasio. En los próximos días comenzarán la sustitución de toda la carpintería metálica del pabellón, un proyecto con un presupuesto de 67.000 euros.

Compartir el artículo

stats