El Concello de Lalín lanzó ayer el enésimo mensaje a la ciudadanía para rebajar el consumo de agua. Si a mediados del mes pasado la administración prohibía el uso de la traída para realizar riegos o llenar piscinas particulares, poco después también adoptó la decisión de prescindir del riego de las zonas verdes y las rotondas. Pero la pertinaz sequía y la previsión de que las lluvias no aparezcan a medio plazo el grupo de gobierno ha dado otro paso y conmina a la ciudadanía a hacer una reducción inmediata del consumo para evitar medidas mucho más restrictivas.

El responsable municipal de Obras e Servizos, José Cuñarro, manifestaba en el día de ayer que “ante la previsión de unas altas temperaturas en nuestro ayuntamiento en los próximos días y siguiendo indicaciones de la empresa concesionaria del servicio, nos vemos en el deber de pedirle de manera inmediata a la ciudadanía que haga un uso responsable y racional del agua, ya que se están contemplando unos altos consumos”. Precisamente a media mañana a de ayer representantes de la todavía empresa concesionaria del servicio municipal de aguas, Espina y Delfín, acudieron al consistorio para trasladar a los representantes municipales la gravedad de la situación. La sequía se evidencia con el aspecto que presenta el río Asneiro a la altura de las dos captaciones que abastecen a la localidad; la de Botos, y la situada en la zona de Pozo Negro.

Estado de la captación de Pozo Negro en el día de ayer. Bernabé

Cuñarro explica que “de no hacerse una reducción inmediata del consumo, la concesionaria realizará un control de aquellos contadores que presenten unos consumos más altos que destaquen sobre la media para tomar medidas drásticas al respeto”. Es decir, la compañía estaría detectando unos consumos elevados que, sumado a la escasa capacidad del cauce del Asneiro, pondrían en peligro este servicio elemental. En este sentido hace hincapié en que “pedimos que la ciudadanía tenga en cuenta estas instrucciones que se adoptan por el bien de todos dado que el agua es un bien escaso, ya que de continuar en esta línea no descartamos que tener que cortar a suministros de agua en horario nocturno lo que conllevará la entrada de aire en la red de tubería, pérdida de presión generalizada, turbidez del agua, consecuencias nefastas en las calderas, lavadoras y otros electrodomésticos que necesiten de este preciado bien”.

El representante del grupo de gobierno presidido por José Crespo remarca que “ante la situación de sequía prolongada que estamos presenciando hacemos un llamamiento reiterado a la concienciación de la ciudadanía y la reducción inmediata del consumo, ya que estamos ante un recurso limitado y en unas épocas de sequía tan intensas debemos ser responsables y conscientes”.

Cuíña

Sobre la adopción de medidas se pronunciaba poco antes del comunicado oficial el líder de Compromiso por Lalín, Rafael Cuíña, quien afeó al ejecutivo por presumir de anticiparse al problema con decisiones, “cuando Crespo hace poco decía que por unos miles de litros no pasaba nada, pero ahora ya prescinde hasta del riego de las rotondas”. Afirma que tanto él como el edil Miguel Medela llevan desde abril advirtiendo de esta problemática.