Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La búsqueda dezana de Ton van Vliet

El fotógrafo neerlandés solicita ayuda a vecinos de Agolada y de otros puntos de la comarca para identificar a personas retratadas por él en las décadas de los 70 y 80

La búsqueda dezana de Ton van Vliet

Agolada da bien en cámara. Si esta semana se abría al público la exposición fotográfica de Jesús Faílde en la Casa Museo, en el Pendello Comedor y en la Capilla de las Virtudes del municipio con el nombre de “Memoria gráfica das xentes de Agolada”, el próximo otoño un viejo conocido de los agoladeses y de vecinos de otros puntos de Deza publicará un libro con instantáneas de los años 70 y 80 del siglo pasado obtenidas durante tres viajes. Se trata de Ton van Vliet (1956), que nació en Rotterdam, creció en Nijmegen y ahora vive en Terborg desde hace más de 40 años. Estudió desde 1976 hasta 1981 Fotografía y Diseño Audiovisual en la Academia de Arte Sint Joost en Breda. Trabaja como fotógrafo y profesor de fotografía y es un enamorado de Agolada, Deza y, por supuesto, Galicia.

“La primera vez que vine a Agolada fue en mil novecientos setenta y ocho con mi amigo Jeroen Hoogakker. Vinimos a Galicia de vacaciones. Fue por casualidad que elegimos esta parte de España. A mi me apetecía ir a Escocia y Jeroen prefería España. Luego vi un artículo en una revista sobre Galicia donde se combinaban las dos opciones. Así que fue una elección fácil. Que hayamos aterrizado en Agolada también es por accidente. Era la hora de comer y pasamos por el Merendeiro do Arnego. Allí preguntamos si había un camping, pero no lo había, pudimos colocar nuestra tienda frente a la central eléctrica al lado del merendero. Fue agradable. Así que nos quedamos”, explica Van Vliet. Desde hace algún tiempo utiliza su perfil de Facebook para intentar ponerle nombre a todas las personas que retrató entonces y poder así documentar perfectamente su próximo libro. Este neerlandés e impenitente viajero recuerda que “en 1978 hice unos seis carretes de 36 fotos. En 1979 casi una docena y en 1980 volví por mi cuenta. Quería capturar la vida cotidiana en Galicia para mi examen final de la Academia de las Artes. Para ello necesité unos 30 carretes. Así que, en total he tomado unas 2.000 fotografías, creo”.

La búsqueda dezana de Ton van Vliet

Sobre la iniciativa de dar con las identidades de las muchas personas que aparecen en sus fotografías, Van Vliet destaca que “para el libro que se publicará en octubre recupero referencias al año en que tomé la fotografía, el lugar y si es posible los nombres de las personas que aparecen en ella. Creo que es más agradable, menos anónimo, que: “anciana con sombrero”. Así que le pedí a mis amigos Manuel Busto y Alfonso Fernández que me ayudaran. Publiqué algunas de ellas en Facebook porque así más gente podría ayudarme. Si te soy sincero, en alguna ocasión realmente no recordaba dónde había hecho la foto. Tampoco Manuel o Alfonso pudieron señalar algunos lugares. De todas formas, Facebook fue una buena ayuda y prácticamente tengo a todos los fotografiados localizados”. Y es el que proceso de identificación no resulta nada fácil para este profesional de la fotografía después de tantos años: “Aquí, en casa, tengo los negativos. Así puedo controlar si un lugar encaja en la secuencia de tomas. Por ejemplo, alguien me dijo que esa mujer viene de Muimenta y se llama tal y tal y otra, sin embargo, me asegura que no es de Muimenta. Pero en mis negativos puedo ver dos fotos de esa mujer, y en el medio la foto que no debería ser de Muimenta, entonces estoy seguro de que se equivoca. De hecho, hay una foto que siempre parecía estar obtenida en Muimenta, pero resultó ser Cristimil. La mujer que me lo dijo venía de allí. Y su madre era amiga de la mujer de la foto. Además, los paisajes son más difícil de encontrar. Miré los mapas de Google, donde encontré algunos lugares pero desgraciadamente otros no”, recuerda mientras prepara una de sus escapadas a Croacia este verano.

La búsqueda dezana de Ton van Vliet ángel graña

Ton van Vliet ha conseguido poder vivir de lo que realmente le gusta y para lo que se formó. Él mismo subraya que “soy fotógrafo. Sobre todo, trabajo para revistas y, también, enseño fotografía”. Y en cuanto al libro que quiere sacar a la luz después del verano asegura que “presentaremos este trabajo el 7 de octubre en Santiago de Compostela, el 8 de octubre en Mondoñedo y al día siguiente en Agolada”. Añade que “aCentral Folque, que edita el libro, tiene su sede en Santiago. Tengo entendido que Luisa Castro vendrá desde Modoñedo para poder asistir al acto. Es algo que me hace especial ilusión porque ella escribió una historia maravillosa para el libro basada en sus propios recuerdos y mis fotografías”.

La búsqueda dezana de Ton van Vliet

De todas formas, y aunque la mayoría de las fotografías pertenecen al municipio de Agolada y de otras partes de la comarca de Deza, Van Vliet quiere dejar claro que “no trata sólo de Agolada y alrededores. También hay fotos de O Corpiño y Ribarteme. Y paisajes hechos cerca de O Cebreiro y Sarria”. Así que, si usted querido lector es natural y vecino de alguno de estos lugares, a lo mejor podría encontrar en el libro fotos que le refresquen la memoria y le retrotraigan a épocas de la vida que casi no recordaba.

La búsqueda dezana de Ton van Vliet

Compartir el artículo

stats