Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos aplican las primeras medidas para evitar restricciones en el suministro de agua

El riego de fincas y jardines o el uso de la traída para llenar piscinas privadas son algunas de las prohibiciones | Lalín prescinde del agua potable en los servicios municipales | A Estrada y Silleda no aprecian dificultades

Captación en Pozo Negro, una de las dos que abastecen a Lalín. | // BERNABÉ

La sequía que se arrastra desde hace meses y las elevadas temperaturas de los últimos días han forzado a los concellos a tomar medidas para evitar cortes de suministro de agua. Lalín y Rodeiro han sido los primeros en emitir bandos en los que se apela al consumo responsable y se advierte a los ciudadanos de la prohibición de utilizar la traída para regar jardines, fincas o llenar piscinas privadas. Porque las ansiadas precipitaciones para aumentar los caudales de los ríos o regar los campos de cultivo no se prevé que lleguen al menos hasta dentro de una semana, con lo que la situación podría empeorar todavía más.

En Lalín la empresa concesionaria del servicio de aguas, Espina y Delfín, advirtió al ayuntamiento de que actualmente se había constatado una bajada en el nivel de agua acumulada para el suministro, tanto en el bombeo de Botos como en el del Pozo Negro, ambos en el cauce del río Asneiro. Para evitar medidas más severas, el alcalde, José Crespo, publicó un bando en el día de ayer en el que advierte a los ciudadanos de la prohibición de recurrir a la traída para regar jardines o fincas, llenar piscinas y otro uso que no sea el doméstico o higiénico-sanitario. El primero en dar ejemplo será el propio ayuntamiento, al suprimir el uso del agua potable en los servicios municipales como riegos, lavados de calles y zonas verdes. Solo se mantendrá, aunque a un nivel mínimo, el riego en las rotondas. El Concello aplicará sanciones a quienes incumplan estos requerimientos en base a la Ley 7/1985 del 2 de abril reguladora de las Bases de Régimen Local.

Para Compromiso por Lalín estas medidas llegan tarde y sobre todo a raíz de la advertencia de su grupo, meses atrás, y más recientemente a principios de mayo. Entonces, el edil Miguel Medela indicó : “podemos llegar al verano en una situación de fuertes dificultades para los vecinos”. Y, en este sentido, consideró que el grupo de gobierno debía haber actuado con previsión y “aconsejar a los ciudadanos mesura en el consumo, así como hacerlo en los propios servicios municipales ante una cada vez mayor posibilidad de restricciones en el consumo de agua en la época estival”.

En Rodeiro su mandatario, Rubén Quintá, recuerda la emisión de un bando en el que se alude a la situación de prealerta hidrológica que afecta a Galicia desde el pasado febrero. Por eso apela a la concienciación vecinal en el consumo responsable del agua, además de la prohibición del uso de la traída para el riego de fincas. “Se solicita la máxima colaboración vecinal para evitar situaciones indeseables en las que sea preciso tomar medidas preventivas”, señala.

En Agolada el equipo de gobierno de Luis Calvo mantendrá como única medida inicial y durante la época de seguía la prohibición del uso del agua de la traída para el riego de fincas particulares o para llenar piscinas.

Llamada al consumo responsable

“En principio no tenemos adoptada ninguna medida, pero ya existen unas recomendaciones de la Xunta al estar en prealerta de sequía”, subraya el alcalde de A Estrada, José López. Desde el gobierno municipal se añade que por el momento no hay constancia de dificultades en el suministro y por eso no se prevé la adopción de medidas en este sentido. Todo va a depender, evidentemente, del tiempo que se prolongue la sequía u otros imponderables. En términos semejantes se pronuncia el ejecutivo municipal de Silleda. “Aquí por el momento no tenemos problemas, pero tal y como va la situación meteorológica no se descarta tener que tomar medidas al final del verano”, comenta la teniente de alcalde, Mónica González. Tampoco fueron detectadas dificultades para abastecer de agua potable a la población de Cerdedo-Cotobade y así lo expresa su alcalde, Jorge Cubela. El número dos del gobierno cruceño, Julio López, asegura que los ciudadanos ya suelen hacer un uso responsable del agua y por eso en los últimos años no fue necesario aplicar restricciones. “Por aquí los embalses todavía están bastante llenos y de momento, aunque apelamos al consumo responsable, no se nota demasiado la sequía”, aduce.

Compartir el artículo

stats