Lalín es uno de los trece puestos de la Guardia Civil en Galicia que se incorpora al sistema de cita previa. En octubre del pasado año se implantó la experiencia piloto de este servicio para interponer una denuncia penal o administrativa o realizar cualquier trámite no urgente en seis puestos de las comandancias de Madrid, Alicante y Almería. Desde ayer, 1 de julio, el Instituto Armado ha ampliado hasta 261 los puestos con esta dotación, distribuidos en 43 provincias de toda España. En la de Pontevedra, además de Lalín, dispondrán de cita previa los cuarteles de Sanxenxo, Cambados, Cangas, Ponteareas y O Porriño; los otros siete implantados en Galicia corresponden a los puestos de O Carballiño, Verín, Culleredo, Oleiros, Burela, Ferreira do Valadouro y Foz.

“Dada la complejidad que supone la extensión generalizada de este servicio a toda la Guardia Civil, la experiencia piloto se amplió en marzo de este año a los puestos principales de dichas comandancias y algunos puestos ordinarios, alcanzando un total de 54”, explican desde la Benemérita. Ahora se amplía, “vistos los buenos resultados obtenidos durante todo este periodo de tiempo”.

Finalidades

La cita previa permite reservar desde la web www.guardiacivil.es un turno de atención personal en las oficinas de la Guardia Civil de las unidades piloto, bien para la presentación de denuncias o para la realización de cualquier otro trámite no urgente. Entre las finalidades que persigue, se incluye la de evitar demoras para ser atendido, y “ofrecer a las personas una mejor atención, al poner a su disposición a un agente especializado en su necesidad específica durante el tiempo necesario, respetando, además, las prácticas higiénico-sanitarias, al evitar aglomeraciones innecesarias en las dependencias”, explican.

Este servicio no está recomendado en los casos en los que no es conveniente posponer una denuncia, como sería el de los delitos en los que se haya empleado violencia o intimidación; cuando exista un autor que pueda ser reconocido por la víctima o los testigos; la desaparición de personas; cuando la víctima del delito sea menor de edad no emancipado o persona con discapacidad; si el delito se está cometiendo o se acaba de cometer; o se ha producido en inmuebles con escalo, fractura de ventanas, puertas, paredes, etc; así como cuando se trate de hechos que requieran de la pronta presencia de agentes en el escenario.

Refuerzo de la seguridad en la provincia

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, recibió ayer en la Comandancia de Pontevedra a más de medio centenar de efectivos de la Guardia Civil movilizados en la provincia para reforzar la seguridad en verano. Proceden de otras comunidades autónomas y se incorporarán las plantillas habituales de los destacamentos de la provincia. Están integrados por medio centenar de agentes de la Guardia Civil y un escuadrón a caballo integrado por cinco efectivos, que “desde hoy serán distribuidos por todo el territorio provincial”. La actividad turística de la provincia este año se verá aumentada por la celebración Xacobeo, por lo que la policía montada “prestará especial atención al Camino de Santiago, aunque no exclusivamente”, indicó Larriba. La subdelegada explicó, asimismo, que seis gendarmes de la Guardia Nacional Republicana (GNR) portuguesa se movilizarán en aquellos concellos que tienen presencia constatada de visitantes lusos durante el verano. “Pontevedra es una provincia segura, no obstante, en verano su población aumenta considerablemente, por lo que es preciso prestar especial atención, durante estos meses, a la seguridad ciudadana”, declaró Larriba. En este sentido, subrayó que, aunque “se garantizará la seguridad en todo el territorio, estos refuerzos se destinarán a los puntos turísticos más importantes, en concreto, a los ayuntamientos del cinturón costero”.