El comienzo de las obras de sustitución de las juntas de dilatación del viaducto del Barbantiño, en la autovía Dozón-Ourense (AG-53), obliga a efectuar cortes de carril desde ayer, tal como informó la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade. El tráfico permanecerá interrumpido sobre las juntas durante períodos de 24 horas para que los morteros fragüen y consigan la resistencia necesaria. De este modo, cada carril se cierra aproximadamente desde las 8:00 horas de un día hasta las 19:00 del siguiente, manteniéndose la circulación en el otro con la debida señalización.