El BNG reclamará en el Parlamento de Galicia la reactivación de concentraciones parcelarias pendientes en el término municipal lalinense. Mediante una proposición no de ley se pide que la cámara inste al gobierno gallego a poner en marcha estas infraestructuras o que revise los criterios y diseño de las parcelarias para preservar la estructura natural típica del territorio como elemento clave para un medio natural y paisajístico de un elevado grado de riqueza.

Exponen los nacionalistas que de los 13 procesos iniciados solo se completaron los de Méixome, Monte Campelo, Roxedoiro, Santiso y Senín-Monte Carrio. En el caso de las concentraciones de Losón y Vilatuxe, con fase de acuerdo aprobada, todavía no fueron adjudicados los títulos a los propietarios. Otras todavía pendientes y sin avances son las de Cercio, Noceda, Bendoiro, Anzo, Madriñán, Busto o Val-Bermés-Sello. En total y excluyendo las caducadas de Filgueira, Monte Castro y Monte Baixo, el BNG calcula que las parcelarias sin finalizar en todo el término municipal suman un total de 3.227 propietarios y abarcan 26.250 parcelas.