Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 31% de los niños estradenses probaron bebidas energéticas antes de los diez años

Es uno de los datos que arroja el estudio realizado por alumnos del IES Manuel García Barros que fue presentado ayer | Para hacerlo encuestaron a 308 estudiantes del centro

Alumnado que participó en la presentación de ayer.

El Teatro Principal de A Estrada acogió ayer la presentación del “Estudo de consumo de bebidas azucaradas, estimulantes e enerxéticas”, un proyecto llevado a cabo durante el curso escolar por alumnos del IES Manuel García Barros.

La idea de iniciar esta investigación, obra del alumnado de 2º de ESO, surgió a partir de otro estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), publicado el año pasado. Este análisis alertaba sobre los elevados índices de consumo de bebidas energéticas entre los más jóvenes, hecho que carece de una reglamentación al respecto en España. Alejandra Pérez, profesora de educación física en el centro estradense, leyó el estudio y lo relacionó con su experiencia profesional, que le ha llevado a ser consciente de que algunos de sus alumnos, todos ellos menores de edad, consumen bebidas energéticas antes de sus clases. Pérez decidió iniciar un análisis similar al de AESAN con sus pupilos, pero adaptado al alumnado del IES Manuel García Barros. Para ello, contactó con el profesorado de matemáticas y de tecnología de 2º de la ESO, para poder repartirse las tareas. El departamento de matemáticas se encargó de analizar los resultados de la investigación, mientras que las presentaciones donde se expusieron las conclusiones finales fueron realizadas durante las clases de tecnología.

Para el estudio, desarrollado a lo largo del curso académico, se encuestó a 308 alumnos del centro, desde 1º de la ESO, hasta Bachillerato. Muchas conclusiones derivadas de la investigación son muy significativas, por lo que los autores decidieron presentar los resultados en en público, para que otras personas –principalmente sus familiares– pudieran ser consciente de varios datos relevantes que reflejó el estudio.

Inquietud al respecto

La investigación llevada a cabo no ofrece datos muy alentadores. A grandes rasgos, y a pesar de lo limitada que resulta una muestra de sólo 308 casos, es posible rescatar varias conclusiones sobre el consumo de este tipo de bebidas entre los más jóvenes. Por ejemplo, el estudio confirma que, cada vez, los jóvenes muestran una mayor precocidad a la hora de consumir bebidas azucaradas. Mientras que el 50% del alumnado de Bachillerato reconoció probar su primera bebida azucarada antes de los 10 años, en el caso de los alumnos de 1º de la ESO, el porcentaje se incrementa notablemente, hasta casi el 70%.

La investigación ofrece datos preocupantes

El estudio reflejó muchos datos relevantes, que muestran la normalización de la que están gozando este tipo de productos entre la sociedad. Además de la mayor precocidad en el consumo de bebidas azucaradas que muestran actualmente los jóvenes, la investigación arrojó otros datos significativos y a la vez preocupantes. Cada vez, las personas comienzan a consumir bebidas azucaradas más temprano, pero lo mismo ocurre con las estimulantes y las energéticas. Estas últimas, fueron consumidas por un 11,11% de los alumnos de Bachillerato cuando aún no habían cumplido los 10 años. En el otro lado de la balanza, el 31,82% del alumnado de 1º de ESO reconoce haberlo echo antes de esa edad. Otra referencia relacionada con las bebidas energéticas y que puede resultar alarmante, es el hecho de que un 11,36% de los alumnos encuestados consumen algún tipo de bebida energética o estimulante más de 4 veces a la semana. En este caso, es curioso que sólo un 5,19% reconocen hacer lo mismo con las bebidas azucaradas. La principal conclusión que ofreció la investigación realizada por el alumnado del García Barros, es que se está adelantando de manera bastante repentina la edad en la que comienza el consumo de estas bebidas que, normalmente, los jóvenes ingieren en sus hogares.

Compartir el artículo

stats